02 dic. 2019

Política de género en el Minerd causó controversia

Cambio de ministro, escasas movilizaciones de profesores, deterioro de escuelas, falta de insumos y libros de texto, la postergación de la educación sexual, la falta de talleristas para la Tanda Extendida y el escándalo suscitado a raíz de la orden departamental que buscaba instituir una política de género en los centros públicos y privados, son algunos de los hechos que caracterizaron el año 2019.

La renuncia del ministro de Educación, Andrés Navarro, para dedicarse de lleno a su precandidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), marcó los primeros meses del año, luego de los cuestionamientos de su sucesor y compañero de partido, Antonio Peña Mirabal, quien al igual que representantes de organizaciones sociales, lanzaron serios cuestionamientos a su salida de la cartera.

Luego de su nombramiento, el pasado 24 de febrero, Peña Mirabal cuestionó el abultamiento de la nómina administrativa, el abandono de más de 100 escuelas en construcción, el nombramiento sin concurso de ocho mil profesores y el rompimiento de las relaciones con la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), criticas que tomaron por sorpresa al ex canciller, quien en una entrevista exclusiva concedida a elCaribe declaró:

“Les confieso que no le encuentro lógica ni sentido a tantos ataques personales hacia mí, y he visto que la ciudadanía, todo el que se me acerca, se siente desconcertado, porque no entienden por qué tanta saña contra una persona”, dijo.

Luego que el movimiento Bien Común exigiera la realización de una auditoría a las gestiones de Navarro y Carlos Amarante Baret para verificar si los fondos del 4 % habían sido utilizados para financiar sus respectivas campañas presidenciales, Navarro se presentó a la Cámara de Cuentas a solicitar formalmente que su gestión, comprendida entre el 16 de agosto del 2016 y el 18 de febrero, fuese auditada, alegando que había actuado apegado a la transparencia y la institucionalidad. Al día de hoy, no se tiene ninguna evidencia de que dicha auditoría fuera realizada.


Seguir leyendo