Resumen del seguimiento de la Mesa

Construcción y rehabilitación de aulas 2012/2015

Institución

Nuevas

Reha-bilitadas

Total

MOP

      7,140  

 

      7,140  

OISOE

      3,128  

       967  

      4,095  

MINERD

      1,605  

 

      1,605  

Total

    11,873  

      967  

    12,840  

El programa de construcción y rehabilitación de aulas continúa su ejecución, aunque lejos de alcanzar las ambiciosas metas que se había planteado. Desde el año 2012 hasta el 31 de diciembre de 2015 se han entregado un total de 12,840 aulas, entre nuevas y rehabilitadas. En el último año el número de aulas entregadas ascendió a 3,194 aulas nuevas, muy por debajo de las concluidas el año anterior. Con estas cifras, resulta ya muy difícil que se pueda alcanzar la meta marcada en el 2012 de construir 28,000 aulas nuevas y rehabilitar 23,130 más en lo que resta de esta gestión de gobierno.

Los principales problemas que están afectando la ejecución normal de la meta son la falta de terrenos en algunas zonas, especialmente en el Gran Santo Domingo, Santiago o San Cristóbal; y los retrasos en el pago tanto de las cubicaciones a los constructores, como de los solares a sus propietarios.

El retraso en los pagos dio lugar el pasado mes de septiembre a un trágico suceso que conmocionó a la opinión pública: un ingeniero que tenía a su cargo la construcción de una escuela se suicidó en la sede de OISOE, dejando al descubierto una trama de supuestos préstamos a altos interés otorgados por funcionarios de la OISOE. Los presuntos responsables fueron encarcelados y el MINERD, junto con el MOPC y la OISOE, acordó con el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) la formación de una mesa de trabajo que concentre la información de todos los procesos de cubicación y pago, para que los ingenieros y arquitectos puedan tener un mejor conocimiento acerca de su situación.

IDEC contrató en febrero de este año un estudio cualitativo sobre las condiciones de construcción (ubicación, cumplimiento de normas sobre sismo-resistencia, accesibilidad y funcionalidad) de las nuevas escuelas en construcción. La investigación se centró en 50 nuevos planteles escolares, elegidos al azar, distribuidos en dos provincias (Espaillat y Santo Domingo). Las principales conclusiones encontradas desde el punto de vista de la resistencia sísmica de las estructuras fueron:

Respecto al resto de las condiciones de construcción el informe destaca la selección de terrenos al lado de autopistas y avenidas o la inclinación de algunos de los escogidos que obliga a un uso extensivo e inapropiado de rampas y escaleras. También llama la atención sobre el uso de puertas de ingreso/egreso con apertura hacia el interior del espacio, lo que constituye una violación a la normativa. Por último, afirma, en las áreas y espacios exteriores no se contemplan zonas de sombras (arboles, vuelos, etc.) que propicien su uso.

Finalmente, en relación con los elementos de accesibilidad, el informe resalta que en las áreas perimetrales existen las condiciones para facilitar la accesibilidad de personas con discapacidad, pero no todas cumplen con las regulaciones y algunos elementos como las señalizaciones y la textura anti-resbalante no siempre fueron realizados. Los pasillos interiores generalmente tienen los accesos a las aulas con rampa, ancho adecuado y entrada a los bloques del primer nivel, aunque todos los pisos son de granito, sin diferencia de textura. Los baños cumplen en su mayoría con las dimensiones y barandas, así como los requisitos para las puertas, no así la altura de lavamanos y otros elementos, igualmente el piso es el mismo utilizado en toda la escuela.

El Ministerio de Educación, que fue informado de los resultados preliminares del estudio, puso en marcha medidas para corregir y solucionar las situaciones más graves encontradas. El Director General de la OISOE, por su parte, tras realizar algunas visitas a escuelas, garantizó el cumplimiento de las normas antisísmicas en la construcción de las escuelas como parte del programa nacional de edificaciones escolares. “Se consideró en todas las escuelas, tomar en cuenta las normas vigentes en el reglamento R-001 que regula el diseño sismo resistente en las construcciones, es por ello que el tema de la columna corta no existe, ya que cuentan con junta de Foam, que dividen las columnas del muro, quedando selladas con masilla para permitir el desplazamiento libre de la columna, frente a un evento sísmico”, manifestó[1].

El Comité Rector de IDEC tuvo una reunión con el Director de la unidad de fiscalización del Programa Nacional de Edificaciones Escolares y una comisión de ingenieros del MOPC y OISOE, para analizar los resultados del estudio. En síntesis, los expertos convocados informaron:

  1. Construcciones de escuelas sobre fallas sísmicas, en las zonas conocidas como “campo cercano”.
  1. Columnas cortas.
  1. Calidad de los materiales utilizados y seguimiento de protocolos.
  1. Sobre las cuestiones relacionadas con la accesibilidad para personas con movilidad limitada, el Sr. Guzmán informó que los centros construidos por el Programa son accesibles solo en el primer nivel dado que se descartó hacerlos totalmente accesibles, en todos sus niveles, por los altos costos que implicada por unidad y para asegurar el logro de las ambiciosas metas del Programa.

Los estudios de línea base de INTEC y PUCMM sobre los distritos 15-04 y 10-03, elaborados en agosto de 2014, resaltaron algunas cuestiones ligadas a las infraestructuras de las escuelas de Educación Básica de esos distritos. Para el distrito 1504, el estudio señalaba: “La mayoría de los consultados indican que el 71 % de los baños no funcionan o están en mal estado, carecen de agua o el servicio de esta es muy malo. Alrededor del 30 % de los planteles se encuentran en situación crítica en materia de servicios, lo que coloca al estudiante en situación de vulnerabilidad”. “Otro elemento de riesgo es que el 94 % de los centros educativos no tiene señalizaciones de emergencia, además el 66.7 % no tiene un plan para el manejo de emergencia y desastres”. “Si bien todos los planteles tienen servicio de energía eléctrica, el 20 % de los consultados plantea que esta no es buena, alrededor del 74% posee Internet”. “Un 30 % de los centros carece de un mínimo de espacios que les permitan desarrollar otras actividades, más allá de la docencia (salón de reuniones, biblioteca, centro de recursos de aprendizaje, entre otros)”.

El estudio de línea de base de PUCMM para el distrito 10-03, por su parte, señala: “La provisión oportuna de electricidad presenta un problema, los porcentajes se distribuyen desde un 23 % a un 30 %”. “De acuerdo con los resultados obtenidos en el diagnóstico, aproximadamente el 50 % de los centros se encuentra en un entorno poco saludable (acumulación de basura y contaminación acústica)”. “Más del 60 % de los baños se encuentran en mal estado, es decir, no funcionan, no tienen agua en el lavamanos, mal o poco mantenimiento etc.”. “En su mayoría, las escuelas tienen una infraestructura adecuada para operar como tal, sin embargo, aquellas que no la tienen, su precariedad es excesiva, situación que debe considerarse al momento de implementar innovaciones educativas”. “En la mayoría de los centros educativos no existe una señalización de emergencia ni extinguidores de incendios”.

Finalmente, según informaciones de prensa del pasado mes de julio, y en relación con la construcción de infraestructuras escolares, funcionarios del Ministerio de Educación y miembros de la Comisión de Veeduría de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, se reunieron con el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, para plantearle que era preciso revisar los costos de algunas escuelas edificadas por esa entidad. El ministro se comprometió a investigar a fondo los hechos relatados para despejar cualquier duda que pudiera existir, al tiempo que manifestó que el sistema de vigilancia ciudadana es efectivo y que contribuye a la transparencia y al uso eficiente de los recursos del Estado.

El Programa de Jornada Extendida (PJE) ha continuado su expansión. En el inicio del año escolar 2015/2016, estaban integrados al Programa 3,418 centros educativos con una matrícula de 882,558 estudiantes, que representaban el 49.7% de la matrícula de 1,774,836 estudiantes, registrada en el período escolar 2013-2014, en los niveles Inicial, Básico y Medio, y el 46% de la matrícula del sector público estimada para el 2015/2016.  Estas cifras pueden aumentar a lo largo del año escolar, con la integración de nuevos centros.

Aunque la implantación del PJE ha avanzado a buen ritmo, con las cifras de matrícula estimadas, será necesario integrar 600,000 estudiantes más para alcanzar la meta presidencial de incorporar al 80% de los estudiantes del sector público al Programa de Jornada Extendida.

Desde que se inició el proceso de implantación del PJE, más de 22,000 docentes han sido incorporados al sistema para trabajar en este Programa.

Aunque, visto el poco tiempo transcurrido, es todavía pronto para conocer los efectos del Programa de Jornada Extendida sobre los resultados en los aprendizajes de los estudiantes, ya hay algunas cifras que apuntan en la dirección deseada.

 

Los resultados preliminares de las Pruebas Nacionales de este año, indican que los centros educativos públicos tanto del Nivel Básico como del Nivel Medio que han adoptado la jornada escolar extendida presentan mayor porcentaje de promoción que los de la jornada regular. A su vez, los promedios en las calificaciones de las Pruebas Nacionales en su primera convocatoria 2015 en cada una de las áreas son más elevados para los estudiantes de los centros de jornada extendida. En las Pruebas Nacionales de Básica la diferencia es de algo más de medio punto, mientras que en Media las diferencias son de más de 1 punto, sobre 30.

El PJE tendría una fuerte incidencia en la deserción escolar. El Informe de Rendición de Cuentas del MINERD, 2015, da cuenta de que, de acuerdo a datos provisionales del año escolar 2013-2014, la deserción escolar es de un 3% en los centros del Nivel Básico de Jornada Regular, frente a un 2.6% en los de Jornada Extendida. En el Nivel Medio la deserción es de un 6.4 % en centros de Jornada Regular, frente a un 2.8% en los de Jornada Extendida.

El estudio sobre el Uso del tiempo en centros educativos de Jornada Extendida y Media Jornada en República Dominicana, realizado por el Proyecto de Acciones Complementarias del PAPSE II, revela que las escuelas con Jornada Extendida y, particularmente, las que llevan más tiempo en esta modalidad de jornada, ocupan un 72% en actividades instruccionales y las escuelas que han ingresado recientemente a Jornada Extendida o tienen media jornada en promedio ocupan un 68% en actividades instruccionales.

Otras conclusiones interesantes del estudio son:

La Evaluación Diagnóstica en Comprensión Lectora y Matemáticas de estudiantes de 3ero y 4to de Básica de Centros del Programa de Jornada Extendida, realizada por la Universidad Central del Este en mayo de 2014, para el Proyecto de Acciones Complementarias del PAPSE II, no evidenciaron, en general, diferencias de consideración entre el Programa de Jornada Extendida y el resto de centros educativos del país ni en Comprensión Lectora ni en Matemáticas. Sin embrago, si se evidenciaron resultados más favorables en los centros con al menos tres años de aplicación del Programa de Jornada Extendida. Esta relación se produce tanto en Comprensión Lectora como en Matemáticas. Esto puede apuntar, según los autores de la evaluación, a que el PJE se encuentre más bien en una etapa de transición y sus efectos requieren de más tiempo de ejecución para poder ser visualizados.

Una evaluación cuali-cuantitaiva de los centros con jornada extendida, que ha realizado el IDEICE, revela un alto nivel de aceptación del Programa entre directivos, docentes y padres y madres de estudiantes del Programa. El mayor y mejor aprendizaje de los estudiantes es destacado como la principal ventaja del Programa tanto por directivos y docentes, como por los padres de familia. Otros factores destacados, son la alimentación asegurada para los estudiantes, la mejora en la asistencia y la oportunidad que tienen los padres para trabajar y realizar otras actividades. Por el lado de las desventajas, se destaca que no siempre se crearon las condiciones adecuadas para que el Programa se implantase con éxito (edificaciones, mobiliario, personal, etc.). Directivos y docentes destacan también la falta de “talleristas”.



[1] Listín Diario, 9 de noviembre de 2015. El director de la OISOE garantiza la aplicación de normas antisísmicas


Última actualización: Octubre de 2017