Resumen del seguimiento de la Mesa

El Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE), que asume como organismo desconcentrado del Ministerio de Educación la política de apoyo a estudiantes en situación de vulnerabilidad, continuó aplicando el Proyecto Piloto PAE Sostenible en la Provincia de Monte Plata. El proyecto PAE Sostenible se define como una iniciativa conjunta de varias dependencias estatales y privadas que buscan incentivar la producción local con el objetivo de que los alimentos que consuman los estudiantes sean cultivados y elaborados en su comunidad. Inicialmente, el proyecto estuvo dirigido a unas 21 escuelas de tanda extendidas, y de acuerdo se ha ido desarrollado, se prevé llevarlo a unos 68 centros. Para afianzar este objetivo, el INABIE firmó en diciembre un convenio de cooperación con varias entidades del Estado, que tiene como finalidad la construcción de cinco centros de acopios, con una inversión de 20 millones de pesos.

EL INABIE, cuyo presupuesto supone en torno a un 10% del presupuesto total del MINERD, conoció, en noviembre de este año, la dimisión de cinco de los siete miembros de la Comisión de Veeduría del Instituto. Los dimisionarios alegan que no reciben respuestas a sus solicitudes de información y que el INABIE no actualiza su portal con informaciones básicas que garanticen la transparencia de sus actividades. La dirección del INABIE desmintió la falta de respuesta a las solicitudes de la Comisión y afirmó que el portal contiene información suficiente y se mantiene en un proceso de mejora.

El Programa de Alimentación Escolar, en sus diversas modalidades continúa cumpliendo con sus metas. En el año 2015, el Programa ha beneficiado a 1,710,620 estudiantes principalmente de los niveles de Inicial y Básica, pero también a algunos estudiantes de Educación Media. Por su parte, el Programa de Nutrición Escolar y Salud ha beneficiado a 2,177,144, niños, con orientaciones sobre nutrición y diversos medicamentos para desparasitación y otros.

En mayo se anunció la creación del Sistema de Información para la Vigilancia Alimentaria y Nutricional del Escolar (SISVANE), bajo el marco del proyecto PAE sostenible desarrollado en la Provincia de Monte Plata. Previamente a la puesta en marcha del Sistema, uno de cuyos objetivos es conocer el impacto que tiene el PAE en la población estudiantil a nivel nacional, se desarrolló un estudio de línea base con 2,253 estudiantes distribuidos en 151 centros educativos de Monte Plata. El estudio, que se hizo en base al peso y talla, reveló que el 42% de la población estudiantil está dentro de la normalidad, un 28% tiene sobrepeso y un 15% padece obesidad. De igual modo, mostró que un 13% se encontraba con desnutrición aguda moderada y un 2% en desnutrición aguda severa. Estos datos contrastan con la “Segunda Encuesta Nacional de Micronutrientes en la Población Escolar de la República Dominicana” realizada en el año 2012 que determinó los niveles de desnutrición crónica habían pasado de un 19.4% en el 2002 a un 1.9% en el 2012.

También en el primer semestre de 2015 se redactó el Manual de Gestión de la Calidad de los Alimentos para el PAE y se elaboró un protocolo de inspección y calificación de proveedores y centros educativos involucrados en el PAE con el propósito de evidenciar que cuentan con la capacidad para la producción y manipulación de alimentos inocuos (libres de infección por bacterias y otros microorganismos).

Durante el año se han reportado algunos casos de intoxicaciones alimentarias, lo que resulta inevitable en un programa de la magnitud y complejidad del PAE. Los programas de alimentación escolar cubren todo el país y el número de los suplidores de estos alimentos, en el caso de la Jornada Escolar Extendida, es muy elevado, pues todos los suplidores son de las provincias, como forma de desarrollar las economías locales.

En el último trimestre del año se reportaron retrasos en el pago a los suplidores. El INABIE explicó que se debe a un cambio en la forma de pago, para que los suplidores puedan cobrar de manera directa del Instituto. Anteriormente el pago se hacía mediante cheques que esa entidad emitía a nombre del distrito escolar correspondiente, que a su vez era el que pagaba al suplidor. Ese proceso afectaba significativamente al INABIE por los impuestos de emisión que debía pagar, además de que más del 60% de los distritos no liquidaban las facturas a tiempo.

Los programas de salud bucodental, auditiva y visual, y el de entrega de uniformes y útiles escolares han seguido implementándose y extendiendo su acción por el país. 


Última actualización: Diciembre de 2017