01 oct. 2020

Infraestructura digital en República Dominicana: Diagnóstico, desafíos y oportunidades

Parro, Francisco; Zentner, Joaquín

Banco Interamericano para el Desarrollo

Resumen

Este documento presenta y discute evidencia del estado actual de la infraestructura digital en la República Dominicana, enfatizando desafíos y oportunidades para el crecimiento económico de largo plazo. El análisis sugiere que una mayor inversión en capital humano parece ser relevante para facilitar los influjos de tecnología hacia la economía y un uso más intensivo de algunas TIC dentro de los hogares. Por su parte, las políticas que fomentan el uso de las TIC podrían desencadenar efectos heterogéneos en los resultados académicos. Esto es, el éxito de una política relacionada con el uso de una tecnología particular dependerá crucialmente del contexto en que se implemente y del estado de todos los insumos complementarios a esa tecnología. Sin embargo, la evidencia también sugiere que políticas que fomentan una exposición temprana a las TIC pueden ser particularmente importantes en promover mejoras en logros académicos.

Introducción

La evidencia empírica apoya firmemente la conclusión de que las diferencias en tecnología son los principales impulsores de las diferencias en los niveles de ingreso de un país a lo largo del tiempo y, también, de las diferencias de ingresos entre los países.

(…)

Comenzamos discutiendo un marco conceptual que nos muestra cómo la interacción entre las mejoras tecnológicas (incorporadas en las TIC) y la inversión en capital humano genera una senda de crecimiento económico sostenible.

(…)

En segundo lugar, analizamos el desempeño de la República Dominicana en el uso de las TIC (…). La evidencia nos entrega una historia diferente para los distintos tipos de TIC consideradas en el análisis. Por ejemplo, en el caso del acceso a Internet, la brecha actual con respecto a los países con mayores ingresos es baja, mientras que la brecha es más alta en el caso de las suscripciones de banda ancha y teléfono móvil. Además, la evidencia sugiere que el acceso Internet es relativamente amplio en lugares públicos, pero algunas barreras estarían impidiendo el acceso a estas TIC desde los hogares. Adicionalmente, las tendencias de penetración de las TIC en las últimas décadas muestran que la economía de la República Dominicana ha sido parte de la irrupción de las TIC en el mundo. Sin embargo, se observan, nuevamente, tendencias disímiles entre las diferentes TIC; la economía muestra progresos acelerados en términos de acceso a Internet, pero retrasos en términos de uso de teléfonos móviles y, en menor grado, en términos de adopción de banda ancha fija.

En una tercera etapa del análisis, utilizamos microdatos para describir las características de los hogares de la República Dominicana que utilizan con mayor intensidad las TIC y el tipo de uso que los hogares dan a estas tecnologías. También presentamos evidencia que sugiere una relación positiva entre el uso de las TIC y los resultados académicos. Esta evidencia micro para la República Dominicana pondrá nuevamente relevancia a la interacción entre el capital humano y las mejoras tecnológicas.

En concreto, mostramos que la presencia de TIC en los hogares de la República Dominicana es relativamente baja, siendo la única excepción el uso de teléfonos móviles. También discutimos evidencia que apoya nuestra conjetura respecto de un acceso público relativamente generalizado de la población a algunas TIC, aun cuando estas tecnologías no están frecuentemente disponibles en los hogares. En segundo lugar, los usuarios y no usuarios de las TIC son diferentes en cuanto a algunas características bien definidas. Las más significativas son la ubicación geográfica del hogar y la tasa de alfabetización del jefe de hogar. Estas dos variables pueden relacionarse con la calidad de la infraestructura pública y el stock de habilidades básicas. Entonces, la evidencia sugiere que una combinación de infraestructura y falta de capacitación de la población es lo que parece estar bloqueando un uso más intensivo de las TIC en los hogares de la República Dominicana. Por último, un análisis de la relación entre las TIC y los resultados académicos en pruebas internacionales pone en relevancia la importancia de exponer tempranamente a la población al uso de diferentes tecnologías.  

Un análisis formal sobre cómo las TIC impactan el logro académico es nuestro paso final del análisis. Para esto, recopilamos información de PISA 2015, con la cual calculamos correlaciones parciales entre los diferentes indicadores de las TIC y resultados académicos para una cohorte de 519,334 estudiantes y 73 países. El análisis sugiere que (i) una exposición temprana a diferentes TIC, especialmente a dispositivos digitales, (ii) la disponibilidad de Internet en la escuela o en el hogar, y (iii) la disponibilidad de software educativo en el hogar parecen ser los aspectos de las TIC que se relacionan más significativamente con los resultados académicos. Sin embargo, el análisis también pone una nota de precaución: la relación entre las TIC y el rendimiento académico parece depender en gran medida del tipo de TIC y del lugar de acceso; es decir, cuál TIC se usa y dónde se usa importa, y mucho.

(…)

3. La Brecha en Infraestructura Digital de la República Dominicana

La Figura 7 revela una historia diferente para cada una de las TIC consideradas en el análisis. Interesante, la penetración de Internet en la población de la República Dominicana es más alto que el promedio del mundo y de los países latinoamericanos. En la República Dominicana, casi el 64% de la población usa Internet, mientras que las cifras análogas para la economía mundial y los países latinoamericanos son del 46% y el 57%, respectivamente. Sin embargo, se observa aun una brecha con las economías de frontera: la penetración de Internet es cercana al 80% en regiones como la Zona Euro y América del Norte. Con respecto a los otros dos indicadores de TIC documentados en la Figura 7, las conclusiones son algo más negativas. En el caso de las suscripciones de banda ancha fija y teléfono móvil, no solo observamos una brecha con la frontera, sino que también observamos que la penetración de estas TIC en República Dominicana es menor que en casi todas las regiones del mundo, siendo la única excepción los países más pobres del planeta.

4.1 ¿Qué Hogares utilizan las TIC?

Comenzamos el análisis describiendo las características de los hogares que usan/no usan las TIC, específicamente, Internet, teléfonos móviles, computadoras de escritorio, computadoras portátiles y tabletas. Para esta caracterización, consideramos cuatro dimensiones: geográfica, demográfica, educativa, y laboral. La Tabla 1 describe las características geográficas de los hogares que usan/no usan diferentes TIC.

TIC

Uso

Total

Internet en casa

Si

24.28%

No

75.72%

Teléfono móvil

Si

89.16%

No

10.84%

PC de escritorio

Si

17.20%

No

82.80%

Computadora portátil

Si

15.60%

No

84.40%

Tableta

Si

11.52%

No

88.48%

La Tabla 1 muestra que solo el 24% de los hogares de la República Dominicana tiene acceso a Internet en casa. Esta evidencia es consistente con nuestra conjetura respecto de que la población tiene un acceso relativamente amplio a Internet en lugares públicos, aun cuando Internet no está frecuentemente disponible en el hogar mismo.

(…)

En la Tabla 1 también observamos que los teléfonos móviles son las TIC que se utilizan con mayor frecuencia en el hogar. De hecho, existe una cobertura casi total de este tipo de TIC en los hogares.

(…)

Adicionalmente, la evidencia muestra que la presencia de computadoras de escritorio, computadoras portátiles y tabletas en los hogares de la República Dominicana es relativamente baja, una conclusión similar a la extraída para caso del acceso a Internet. Menos del 20% de los hogares tienen estos tipos de dispositivos disponibles en el hogar.

(…)

La Figura 14 revela tres razones principales los hogares de la República Dominicana esgrimen para no tener acceso a Internet: costo, habilidades, e infraestructura. En primer lugar, la Figura 14 muestra que el 34% de los hogares que no tienen acceso a Internet apuntan al costo del servicio como el factor principal, mientras que el 20% de ellos sostiene que la falta de disponibilidad de computadoras es la razón principal. En conjunto, ambas variables se relacionan con la falta de una infraestructura mínima para adaptar Internet en casa. Sin embargo, no solo la infraestructura es importante, sino también las habilidades necesarias para operar Internet. La segunda razón más importante para no tener acceso a Internet es simplemente la falta de habilidades para usarlo (25.1 %).

(…)

La Figura 15 documenta los lugares donde los hogares de la República Dominicana acceden con mayor frecuencia a Internet. Consistente con nuestra conjetura de que el uso de Internet parece ser más frecuente en lugares públicos que en el hogar, esta cifra muestra que el acceso a Internet se realiza solo el 20% del tiempo en el hogar. Por otro lado, el acceso en lugares públicos es el 36% del tiempo, incluyendo también en esta categoría el lugar de trabajo y los cibercafés. La información reportada en la Figura 15 refuerza el mensaje de que hay algunos factores que parecen estar impidiendo que los hogares usen Internet en casa.

(…)

En todas las figuras observamos una correlación negativa entre la edad a la que los estudiantes se exponen por primera a las TIC y los puntajes PISA. Este hecho es consistente con las correlaciones entre países encontradas en la Sección 2.5 para este indicador. En el panel (a) vemos que los estudiantes que fueron expuestos a computadoras a los 6 años de edad o antes obtuvieron una puntuación en la prueba de matemáticas de 0.84 desviaciones estándar más altas que aquellos que fueron expuestos a una computadora a la edad de 13 años o después. Las cifras análogas para las pruebas de lectura y ciencias son 0.72 y 0.85 desviaciones estándar, respectivamente. Similares conclusiones se pueden extraer de la evidencia presentada en los otros dos paneles (b y c). La diferencia entre los estudiantes con exposición temprana y los que usan Internet más tarde en la infancia es de 0.52 desviaciones estándar en la prueba de matemáticas, 0.35 desviaciones estándar en lectura y 0.56 desviaciones estándar en ciencias. Por último, la diferencia entre una exposición temprana y una exposición tardía a dispositivos digitales es de 0.71 desviaciones estándar en la prueba de matemáticas, 0.58 desviaciones estándar en lectura y 0.71 desviaciones estándar en ciencias. Por lo tanto, observamos que la brecha de resultados entre los estudiantes tempranamente expuestos y los tardíamente expuestos a las TIC es más grande en el caso de las computadoras (para todas las pruebas). Además, los puntajes de las pruebas parecen comenzar a disminuir críticamente si el estudiante es expuesto a las TIC a la edad de 10 años o más tarde en todos los paneles incluidos en la Figura 18. En general, la evidencia presentada en la Figura 18 confirma nuestra conclusión respecto de que la edad a la que los estudiantes se exponen por primera vez a las TIC parece estar correlacionado negativamente con los resultados educativos.

(…)

En el panel (a), observamos una correlación negativa entre la intensidad del uso de Internet en la escuela y los resultados de las pruebas PISA. La diferencia, en desviaciones estándar, entre los estudiantes que usan Internet en la escuela en un día de la semana de 1 a 30 minutos y los que pasan de 2 a 4 horas en Internet es de 0.32 en matemáticas, 0.36 en lectura y 0.25 en ciencias. Sin embargo, los paneles (b) y (c) revelan una correlación positiva entre la intensidad del uso de Internet en el hogar y los puntajes de las pruebas. Un estudiante que no usa Internet en casa los fines de semana exhibe, en promedio, un puntaje de 0.65 desviaciones estándar más bajo que el estudiante que usa Internet durante más de 6 horas. Una tendencia similar se observa para las otras pruebas, siendo estas cifras 0.76 y 0.69 en la prueba de lectura y de ciencia, respectivamente. Interesante, el panel (b) sugiere que hay un efecto negativo en el uso excesivo de Internet en el hogar los días de semana. Es decir, hay un punto de ruptura en la relación positiva entre los puntajes de las pruebas y la intensidad de uso de Internet en casa durante los días de semana. Sin embargo, esta no-monotonicidad no se observa en el panel (c). Así, la evidencia sugiere que Internet podría ser un aporte importante en la producción de habilidades solo cuando se usa en casa, pero no cuando se utiliza en la escuela.

Leer estudio

Última actualización: Abril de 2021