01 nov. 2020

El aprendizaje de la comprensión lectora después del tercer grado del Nivel Primario: dificultades y perspectivas

Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa

Descripción 

Este estudio fue motivado por los bajos desempeños lectores de los estudiantes de 3.º y 6.º evidenciados en la evaluación diagnóstica censal del Nivel Primario que cada tres años realiza el Ministerio de Educación de la República Dominicana (MINERD). Su objetivo fue lograr un acercamiento a las escuelas cuyo promedio representaban los casos extremos (los desempeños más altos y los más bajos del país) y también con niveles intermedios de desempeño.

La herramienta analítica utilizada fue la de enfocar el aprendizaje de la comprensión lectora como un sistema en el que intervienen tres componentes interrelacionados dinámicamente: de las condiciones, de los procesos y los resultados, desarrollado por Pozo, Scheuer, Pérez-Echeverría, Mateos, Martín y de la Cruz (2009). Se utilizó una metodología de tipo cualitativo de diseño ex post facto con 30 estudiantes que habían participado en la evaluación diagnóstica realizada un año antes de la realización de este estudio. Participaron también 22 maestras y 30 responsables de familia de 15 centros educativos del sector público.

Los centros fueron seleccionados según la puntuación promedio de sus estudiantes en la evaluación diagnóstica del MINERD: los cinco centros cuyo desempeño fueron los más altos del país (NIII), los cinco centros con desempeño intermedio (NII) y los cinco con los desempeños más bajos de todo el país (NI).  

Resultados 

En particular, niños y niñas de centros NI, es decir, los niños con nivel de comprensión lectora Elemental, elegidos para este estudio por los resultados de su centro educativo en la evaluación diagnóstica del MINERD, se observó que son también los niños de mayor escasez de acceso a 130 El aprendizaje de la comprensión lectora después del tercer grado del Nivel Primario la cultura letrada en sus familias y en su entorno pues el nivel educativo de los padres y madres son los más bajos encontrados en los tres tipos de centros estudiados. (…) En dichos centros NI se encuentra también el grupo de niños y niñas con mayor frecuencia de repetición de grado. Lo más preocupante de este grupo de niños y niñas desde el punto de vista educativo es que este estudio se realizó un año después de la evaluación diagnóstica y, sin embargo, estos estudiantes no habían pasado del Nivel Elemental, a pesar de que muchos de ellos habían repetido, en algunos casos, más de una vez. 

Los datos de este estudio también mostraron que en todos los docentes predomina un enfoque de alfabetización que no necesariamente promueve la comprensión lectora, sino la decodificación. Sabemos que la decodificación, desde un enfoque directo, podría ser necesaria para leer, sin embargo, no es suficiente y, además no es un contenido de aprendizaje en sí mismo sino un medio para comprender. Sin embargo, el enfoque que predomina en los maestros y maestras de los centros participantes ya sea de centros NI, NII o NIII, es el enfoque centrado en el código. Esto significa que los niños de estas escuelas son alfabetizados en los primeros grados, por un mismo enfoque sin considerar las diferencias en las prácticas sociales de lectura y escritura a la que están expuestos los estudiantes. 

Braslavsky (2003) nos mostró que los niños que aprenden a leer y a escribir más fácilmente son aquellos que desde su nacimiento están sumergidos en un ambiente letrado. Por consiguiente, los niños que muestran más dificultad en su alfabetización son aquellos que proceden de entornos con escasas prácticas sociales con textos y los datos de esta investigación confirman esta afirmación de la autora en el caso de la República Dominicana. 

Desde el componente de LOS RESULTADOS del aprendizaje, podemos concluir entonces que los resultados de la evaluación diagnóstica están influidos por dos factores: 1) la escasez de prácticas sociales con la cultura escrita en el entorno familiar y comunitario de la mayoría de los niños y niñas dominicanos y 2) por enfoques de alfabetización en la escuela que desconoce esta particularidad del ambiente de los niños y pretende alfabetizarlos a pesar de estos vacíos culturales que no necesariamente la escuela logra llenar. 

En resumen, el futuro escolar de los estudiantes es bastante predecible. Aquellos niños y niñas sumergidos en prácticas sociales y familiares letradas, tendrán mejor desempeño escolar en comparación con los niños de escasa cultura escrita en su entorno. También es predecible, que difícilmente, los niños desfavorecidos aprenderán a leer con comprensión, aunque permanezcan asistiendo a la escuela, si esta última no asume el requisito señalado por Olson (1998) de que, para apoyar al niño a insertarse en la cultura escrita, necesita de instituciones (familiares, comunitarias y escolares), en las que se utilicen textos de alta significación social.

Leer estudio

Última actualización: Abril de 2021