01 ago. 2020

Propuesta de Hoja de Ruta para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4: Educación de Calidad (7)

Magdalena Lizardo, Julián Valdez, Daniel E. de la Rosa, Lisselotte Gálvez.

Minerd-Mescyt-Infotep-Proetp II

Ante los complejos desafíos nacionales y para contribuir a abordar, en la próxima década, los retos educativos relacionados con la inclusión, la equidad y la calidad educativa, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología así como el Instituto Nacional de Formación Técnica Profesional les presentan a la sociedad dominicana un instrumento articulado de direccionalidad estratégica del sector educativo titulado ¨Propuesta de Hoja de Ruta para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4: Educación de Calidad". 

La publicación que se comparte a continuación contiene dos partes que se complementan mutuamente, la primera parte incluye el punto de partida o el diagnóstico sectorial realizado de la educación dominicana, desde la evidencia más actualizada y rigurosa identificada, sobre el desempeño de la educación preuniversitaria, la educación superior y la formación técnico profesional. La segunda parte del documento describe la teoría de cambio y el plan de acción propuesto como marco de actuación global del sector educativo para la próxima década. 

Diagnóstico. Resumen ejecutivo 

Meta 4.a. Construir y adecuar instalaciones educativas que tengan en cuenta las necesidades de los niños y las personas con discapacidad y las diferencias de género, y que ofrezcan entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos. 

La infraestructura de la educación preuniversitaria pública se ha expandido significativamente desde 2012 a 2019, lo que ha significado la construcción de 17,256 aulas nuevas, lo cual ha implicado un aumento de 50% respecto a las 34,000 aulas existentes en 2012. Similarmente durante el periodo 2014-noviembre 2019 se rehabilitaron 2,944 aulas y se construyeron 380 laboratorios de Ciencias, 565 laboratorios de Informática, 998 bibliotecas y 74 talleres. A través del Programa Nacional de Edificaciones Escolares se logró en un periodo de 7 años se ha logrado avanzar en la construcción de la infraestructura escolar necesaria para eliminar inequidades en las condiciones de acceso y adecuación a las instalaciones escolares. 

Durante el periodo 2012-2017 en que ha estado vigente la asignación presupuestaria de 4% del PIB para la educación preuniversitaria pública, se observa una reducción de los indicadores que relacionan matrícula, infraestructura y docentes. Específicamente, aumentó el número de aulas por plantel, mientras el número de secciones por aula y por centro se ha reducido, como resultado de readecuaciones en la gestión de los espacios escolares. Se evidencia también un aumento del número de docentes por centro. Con relación a la matrícula, ha habido una reducción del número de alumnos por centro, aula, sección y docente. 

El aumento del número de aulas y centros ha estado acompañado por la puesta en marcha y progresiva expansión del modelo de jornada extendida, el cual inició en 2012-13 y alcanzó a 1,029,313 estudiantes, equivalente a 37.6% de la matrícula total. 

El MINERD está incorporando la gestión de riesgo de desastre en la infraestructura educativa, para lo cual ha realizado estudios que evalúan la calidad sismo resistente de las escuelas y su accesibilidad.

Con relación a la creación de entornos no violentos en la escuela dominicana, los resultados de investigaciones muestran una alta prevalencia de acoso escolar, llegando a alcanzar 33.6% de los estudiantes del nivel básico y medio en las escuelas del sector público. Las prácticas de acoso más frecuentes son el acoso verbal (24.1%), la agresión física (13.6%), la amenaza o intimidación (7.1%) y el lanzamiento o destrucción de objetos (6.6%). También hay manifestaciones de violencia de profesores a estudiantes, entre profesores y de directores a profesores. En los casos de violencia entre profesores/estudiantes, directores/profesores, profesores/profesores y directores/estudiantes la solución más frecuente es la salida de la persona agresora de la comunidad educativa, no obstante, también es elevada la referencia a que no se hizo nada para solucionar el conflicto. Ahora bien, en el caso de violencia entre estudiantes, la situación más frecuente es que no se haga nada para la solución del conflicto. 

La violencia escolar no es un fenómeno exclusivo de la República Dominicana; ahora bien, corresponde a la escuela dominicana desarrollar mecanismos que permitan crear un clima escolar favorable a la convivencia pacífica y de respeto mutuo, para ello es necesario involucrar a toda la comunidad educativa y fortalecer espacios e iniciativas dirigidas a enfrentar las causales de la violencia escolar en el contexto nacional. Vale señalar que el involucramiento de la familia en las actividades de la escuela, el desarrollo de las Escuelas de Padres y Madres, de los Consejos y Comités de curso son prácticas bien valoradas que necesitan fortalecerse.

Leer estudio

Última actualización: Abril de 2021