Resumen del seguimiento de la Meta

Fortalecer las competencias tecnológicas de los directores, docentes, técnicos y estudiantes, que permitan una mejora significativa en la calidad de la enseñanza y de los aprendizajes.

La estrategia 10.1.1 del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 (PEE 2017-2020) está orientada a fortalecer las competencias tecnológicas de los directores, docentes, técnicos y estudiantes, que permitan una mejora significativa en la calidad de la enseñanza y de los aprendizajes. Las acciones previstas son: dotar de dispositivos tecnológicos a 950 mil estudiantes de Secundaria y dotar a las aulas del Nivel Primario de unidades tecnológicas móviles, para el uso de los estudiantes (308,798 estudiantes del Nivel Primario); dotar de dispositivos tecnológicos a 79,500 docentes de los niveles Primario y Secundario; habilitar y equipar a 2,100 centros educativos de conectividad, instalaciones eléctricas y edificaciones adecuadas; garantizar en los centros educativos las condiciones necesarias como la disponibilidad los dispositivos (tabletas y computadores portátiles) para estudiantes y docentes, soluciones de monitores táctiles, redes locales, accesibilidad a internet, seguridad, sostenibilidad e inclusión; capacitar al personal docente en la integración de las TIC al proceso de enseñanza; potenciar el uso de plataformas y recursos digitales enfocados a la aplicación del currículo; crear una biblioteca digital accesible a todos los estudiantes y docentes; llevar a cabo un Programa para la formación de 350 mil jóvenes y adultos en programas de tecnología en multimedia, software y redes; implementar el programa de Internet Sano a nivel nacional; integrar a 664 mil estudiantes en programas de robótica, ciencias y astronomía, apoyados en laboratorios virtuales.

El Programa República Digital se ha convertido en uno de los proyectos prioritarios del segundo período del mandato presidencial del presidente Danilo Medina, por su consideración como una iniciativa clave para la modernización de nuestro país. En el área educativa, el ambicioso proyecto de dotación de equipos informáticos, capacitación y plataformas digitales, comenzó con un proyecto piloto, que debía iniciarse con el año escolar 2017-2018. Las metas del piloto contemplan dotar a 150 centros educativos de conectividad y equipamientos para integrar la tecnología en el proceso de enseñanza, aprendizaje y en la gestión escolar; capacitar a 3,000 docentes en competencias digitales y en la integración de las tecnologías en la enseñanza, y además dotarlos de un computador portátil personal; y que 40 mil estudiantes de Secundaria reciban un computador portátil personal y 22,000 estudiantes de Primaria tengan acceso a tabletas digitales en el aula; asimismo, que 166,000 estudiantes se involucren en programas de ciencia, astronomía y robótica.

El MINERD creó, por Orden Departamental 10-2017, la Unidad Ejecutora del Programa República Digital, asimismo firmó un contrato con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación la Ciencia y la Cultura (OEI) para la asesoría en formación docente y otros aspectos relacionados con el programa.

En el mes de mayo de 2017 se procedió a convocar la licitación ME-CCC-LPN-2017-04-GD para la adquisición de los equipos necesarios para la puesta en marcha del piloto. La licitación para los diferentes tipos de computadoras (tabletas y laptops), pisos tecnológicos y kits de robótica fue adjudicada en octubre de 2017 a varias empresas por un monto algo superior a los 1,800 millones de pesos.

El proceso de capacitación se inició en el mes de octubre con un programa dirigido inicialmente a facilitadores docentes, no necesariamente del área de tecnología, pero con las competencias tecnológicas requeridas para la capacitación de sus compañeros. Estos facilitadores continuaron con la formación de los docentes en un proceso de capacitación virtual y presencial.

Finalmente, en el mes de diciembre de 2017 se puso en marcha el plan piloto en el Politécnico Francisco Alberto Caamaño Deño, en Villa Mella.

No es posible todavía tener datos sobre la marcha o resultados del proyecto, aunque llama la atención el costo de los equipamientos para el proyecto piloto que dará cobertura a apenas un 7% de los centros que finalmente está previsto que participen en el programa.

Antes del inicio del Programa, en el último trimestre del año 2016, el MINERD publicó tres informes, elaborados por INTEC, con apoyo del proyecto de Acciones Complementarias UE/AECID del PAPSE II, sobre los siguientes temas: “Acceso a las TIC de los estudiantes y docentes del sector educativo público dominicano”, “Cultura digital de los actores del sector educativo público dominicano” y “Estudio sobre la disponibilidad de infraestructura tecnológica en los planteles educativos del sistema educativo público dominicano”.

Al analizar las infraestructuras existentes en los centros públicos el informe concluía que:

“a) Los espacios tecnológicos, que constituyen una estrategia fundamental del MINERD para el acceso a la tecnología, solo están presentes en la mitad de las escuelas, siendo los Kit Multimedia de Laptop y Proyector (33%) y los Laboratorios de Informática (22%) los más comunes. En tanto que los Carritos de Laptop y los Kits de Robótica tienen una incidencia menor al 5% de los planteles.

b) La presencia de equipos es muy común en los planteles escolares: Equipos de Cómputo (79% de los planteles), Equipos de Visualización (63%) y Equipos de Reproducción (69%). Más importante aún es que, en aquellos que acogen a más de 300 estudiantes, la presencia de todos los equipos señalados supera el 90% de los planteles. Menor ocurrencia se observa en los Equipos de Energía Alternativa, pues solo la mitad de los planteles posee dichos equipos, a pesar de la precariedad que supone no tenerlos.

c) En cuanto a conectividad, solo la mitad de los planteles (48%) tienen acceso a internet, y de ellos más de dos terceras partes (68%) lo utiliza solo para fines administrativos. Asimismo, solo un 36% manifestó conformidad con la velocidad de navegación.

d) El programa Compumaestro, de apoyo al docente para adquisición de tecnología, ha beneficiado a docentes de un tercio de los planteles (33%), siendo su incidencia mucho mayor en escuelas con un número elevado de estudiantes”.

El estudio acababa recomendando: “mejorar la presencia de Espacios Tecnológicos desplegándolos en la mayoría de los planteles; extender la conectividad a internet a todas las escuelas, asegurando además que esté disponible en las aulas y laboratorios y no solo para fines administrativos; asimismo, garantizar instrumentos de energía alternativa y soporte técnico para los equipos tecnológicos. Por último, recomendamos la presencia de un dinamizador de TIC capacitado y comprometido en cada escuela, para asegurar el acompañamiento requerido en la incorporación de la tecnología en las actividades de los docentes y alumnos”.

El informe sobre “Acceso a las TIC de los estudiantes y docentes del sector educativo público dominicano” constataba que “Seis de cada 10 estudiantes[1] posee un teléfono inteligente mientras que la tenencia de tabletas y computadoras es de alrededor de 3 de cada 10 (…) Dos de cada 10 estudiantes no posee teléfono inteligente, computadora de escritorio, laptop ni tableta. Asimismo, 8 de cada 10 estudiantes accede al Internet, pero solo 4 través de un servicio en el hogar. El acceso a alguna red WIFI pública parece ser la modalidad dominante, aunque solo la mitad de los estudiantes puedan conectarse a este tipo de red muy frecuentemente (todos los días o casi). 

Los resultados de la encuesta a los docentes revelan que el acceso a la telefonía móvil inteligente es universal en esa población, aunque solo 7 de cada 10 tienen una computadora portátil y 5 de cada 10 de escritorio. Alrededor de un 4% no poseen teléfonos inteligentes, tablets, computadora y laptop. 

Asimismo, la posesión de equipos tecnológicos de oficina es muy poco frecuente visto que solo 2 de cada 10 docentes tiene un scanner o una impresora. La gran mayoría de los docentes son usuarios de Internet (casi 8 de cada 10), estos al igual que los estudiantes recurren con una alta frecuencia al uso de redes inalámbrica públicas visto que solo 5 de cada 10 docentes tienen Internet en su hogar y solo 3 de cada 10 hacen uso del Internet móvil. En contraste con la situación de los estudiantes, el acceso a una red WIFI entre los docentes es mucho más estable, visto que 6 de cada 10 pueden conectarse todos los días o casi”. 

Los autores del informe concluían: “A partir de estos resultados, los investigadores recomiendan dar una alta prioridad al desarrollo de la infraestructura pública de WIFI y de la cobertura del Internet de Banda Ancha que de universalizarse garantizaría conectividad a la inmensa mayoría de estudiantes y docentes, sin necesidad de proveer equipos. 

Se recomienda explotar el potencial del desarrollo de aplicaciones móviles y, para aquellas dirigidas a los estudiantes más jóvenes, en tecnología de tableta. Igualmente, se propone fortalecer el programa Compumaestro para garantizar que el 35% de los maestros sin computadoras pueda acceder a esta tecnología. Por último, se concluye que los resultados justifican la priorización de las zonas rurales y con alta pobreza donde se evidenció acceso significativamente inferior en el caso de los estudiantes, pero no de los docentes”. 

Quizá fuera necesario tener en cuenta las conclusiones de estos informes si el alto coste de la intervención prevista hiciese necesario priorizar algunas de las inversiones. 

Finalmente, y en relación con los contenidos educativos que van a ser utilizados con los equipos adquiridos, las especificaciones técnicas de la licitación incluyen ya algunos programas que deben estar alojados en los servidores adquiridos, como Wikipedia, videos de Khan Academy o los paquetes de objetos de aprendizaje interactivo de matemáticas, física, biología y química de INTEL. Por otra parte, el país firmó con Altice, Microsoft y otras empresas del campo educativo y tecnológico la Alianza para el futuro de la educación digital que ofrecerá algunos recursos, como el contenido del programa Discovery en la escuela, programas internacionales para la inmersión en idioma inglés o programas para utilización de las herramientas de Microsoft. 

Además de estos recursos, convendría seguir avanzando en el desarrollo y enriquecimiento de plataformas y recursos digitales propios enfocados a la aplicación del currículo, de acuerdo con las previsiones del Pan Estratégico 2017-2020. 

Implementar servicios de administración electrónica en el Ministerio de Educación

La segunda estrategia de la Meta 10 del PEE 2017-2020 pretende implementar servicios de administración electrónica en el Ministerio de Educación. Incluye dos acciones: desarrollar servicios electrónicos que permitan la obtención en línea de certificados, récord de notas y otros documentos educativos; y proveer a todos los estudiantes Acción un identificador único asociado a un carné.

La primera de las acciones ya ha comenzado a ejecutarse. El MINERD puso en marcha el año pasado una aplicación online para poder obtener los certificados de bachiller de los estudiantes graduados desde el año 1992 hasta la fecha, sin tener que trasladarse al Ministerio de Educación. Este servicio se ofrece a los estudiantes sin costo alguno descargando el documento de manera instantánea. A través de esta herramienta también se puede visualizar el récord de notas.


[1] Estudiantes de 6to grado en adelante.


Última actualización: Octubre de 2018