Resumen del seguimiento de la Meta

Ampliar la cobertura de los programas de Atención Integral a la Primera Infancia 

La estrategia 02.1.1 del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 se ha impuesto como metas para el cuatrienio atender a 730,000 niños y niñas menores de cinco años con servicios de atención integral de acuerdo a su edad; poner en funcionamiento 211 Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI), habilitar 1,000 Centros de Atención Integral a la Infancia y la Familia (CAFI) y fortalecer 200 experiencias existentes de atención a la primera infancia en los territorios priorizados por el Plan Quisqueya Empieza Contigo. 

Desde agosto de 2016 a diciembre de 2017 se pusieron en funcionamiento 158 nuevos centros; 19 CAIPI y 139 CAFI gestionados directamente por el INAIPI. De igual manera se apoyaron, a través de transferencia monetaria, capacitación técnica y fortalecimiento institucional, 90 “Experiencias Existentes” que brindan atención a la primera infancia en el país. 

Con la puesta en funcionamiento de estos nuevos centros de atención integral, la red del INAIPI está constituida por 101 CAIPI, 259 CAFI (227 centros de Gestión directa y 32 en Cogestión) y 90 Experiencias Existentes. La cobertura total con esta red asciende a 128,399 niños y niñas menores de 5 años: 18,992 niños y niñas en CAIPI, 95,312 en CAFI y 14,095 en Experiencias Existentes. En total, 98,054 familias beneficiadas por los servicios del INAIPI. 

A estas cifras se añade la cobertura de las 50 Estancias Infantiles gestionadas por el Instituto Dominicano de Seguridad Social que es de 8,121 niñas y niños y los 68 Espacios de Esperanza (EPES) gestionados desde la Vicepresidencia de la República que es de 2,742 niñas y niños atendidas/os. Asimismo, se agregan las/os 134,938 niños y niñas de 3 y 4 años que, de acuerdo con el Anuario Estadístico del MINERD del año 2015-2016, están escolarizados en Educación Inicial en centros escolares públicos y privados. En total, aproximadamente 275,000 niños y niñas atendidas. Un gran avance respecto a la cobertura existente en el 2012, cuando comenzó a diseñarse la Política de Atención Integral de la Primera Infancia, pero todavía lejos de la meta de 730,000 niños y niñas atendidos que el PEE 2017-2020 plantea. 

En relación con el avance en la construcción de nuevos centros, el INAIPI reporta que todavía 83 CAIPI no se han iniciado (la mayor parte pendientes de la compra de terrenos). De los 116 que están en construcción, 10 están en un avance de construcción de entre 76 y 99 %, 21 entre 51 y 75 %, 20 entre 26 y 50 % y 65 por debajo de un 25% de avance. 

Ampliar la cobertura de la Educación Inicial para niños y niñas de 5 años. 

La estrategia 02,1,2 del PEE 2017-2020 consiste en ampliar la cobertura de la Educación Inicial para niños y niñas de 5 años. Las acciones asociadas a esta estrategia son incrementar la cantidad de aulas disponibles para los niños y niñas de 5 años, desarrollar campañas de comunicación y movilización social para promover la asistencia a la escuela de los niños y niñas de 5 años, fortalecer la coordinación intrainstitucional para la ampliación de la cobertura y diseñar una política de ampliación progresiva para niños y niñas de 3 y 4 años, para el acceso a la Educación Inicial. 

A diciembre 2017, la Dirección General de Educación Inicial reporta que 165,854 nuevos niños y niñas de 5 años cursan el grado preprimario[1]. La ampliación de la cobertura de la población de los niños y niñas de cinco años se garantiza mediante los servicios de Educación Inicial en centros educativos públicos con aulas del grado preprimario, que funcionan en las tandas matutina, vespertina o en los centros de Jornada Escolar Extendida (JEE). 

El Informe Niños y Niñas Fuera de la Escuela, antes citado, afirma que el 16 % de los estudiantes de 6 años, que cursaron el primer grado del Nivel Primario en el año escolar 2014-15, no asistieron a preprimario el año anterior. Esta cifra es consistente con la tasa de asistencia escolar de niños de cinco años, que según las estadísticas del MINERD, era de un 84.9 % en el año escolar 2015-2016. La baja escolarización en el Nivel Inicial se acentúa en niños y niñas con algún tipo de discapacidad. El Informe Niños y Niñas Fuera de la Escuela señala que entre 5 y 6 de cada 10 niños y niñas sin discapacidad asiste al Nivel Inicial (54 %), mientras que solo 4 de cada 10 niños y niñas con discapacidad lo hacen (40 %). 

Tratando de explicar la baja escolaridad en el grado preprimario, el informe citado resalta tres datos: 

Estos datos demuestran que la insuficiente cobertura del grado preprimario es un fenómeno complejo que incluye elementos como la insuficiencia de la oferta, pero también elementos culturales que retraen la demanda. 

La estrategia 02.1.2 del PEE 2017-2020 se fija como objetivo “incrementar la tasa de asistencia de los niños y niñas de 5 años, de un 84.9 % a un 90 %” para el año 2020. Alcanzar esta meta es un objetivo ambicioso y necesario y se están dando pasos para cuantificar los déficits y evaluar las posibilidades de ampliación de la cobertura de todos los servicios de Educación Inicial, incluido el grado preprimario; además de contemplar metas y acciones clave de tipo cualitativo para ampliar la cobertura desde una perspectiva sociocultural.

La cobertura creciente de los servicios de Atención Integral a la Primera Infancia del INAIPI está generando la ampliación de la oferta de preprimario en los centros del MINERD para dar continuidad a las niñas y niños egresadas/os. En este sentido, desde la Dirección General de Educación Inicial se han elaborado protocolos de transición de los servicios del INAIPI a las aulas de preprimario de los centros educativos públicos del MINERD, capacitando técnicos distritales, educadores, coordinadores y agentes educativos en la implementación del protocolo. Asimismo, se avanza en el fortalecimiento de las capacidades y herramientas como el uso del SIGERD, la georreferenciación de los servicios, nuevos protocolos para los centros privados, entre otros, con el objetivo de aumentar la cobertura en el grado preprimario. 

La ampliación del acceso a la Educación Inicial de niños y niñas de 3 y 4 años, prevista en la estrategia 02.1.2, merece una especial consideración, si comparamos los costes de la atención a partir del INAIPI y los costes de escolarización en el grado preprimario. En el año 2017, los Servicios de Atención Integral a la Primera Infancia (0-5 años), suministrados por el INAIPI, tuvieron un coste de más de 3,000 millones de pesos, mientras que los Servicios de Educación Preprimaria fueron de 853 millones, con una población atendida mayor. 

Calidad y mejora continua de los servicios de Atención Integral a la Primera Infancia y de Educación Inicial 

La estrategia 02.1.3 del Plan Estratégico de Educación contempla una batería de acciones encaminadas a la mejora de la calidad de los servicios de Atención Integral a la Primera Infancia y de Educación Inicial, que incluyen formación inicial y continua de los docentes, dotación de recursos didácticos y tecnológicos y el establecimiento y seguimiento de estándares de calidad. 

Tanto el INAIPI como la Dirección General de Educación Inicial reportan varias acciones encaminadas a la formación del personal. De acuerdo con el boletín de Datos Estadísticos de septiembre de 2017 del INAIPI, el Instituto había capacitado hasta ese momento a 10,405 personas de la red de Atención Integral a la Primera Infancia, 8,370 capacitadas en Formación Básica y 2,035 capacitadas en Formación Continua. El Instituto, además de la capacitación directa, ha contratado los servicios de una empresa externa para asegurar la capacitación de su personal en los módulos de Formación Básica. También ha suscrito un convenio con INFOTEP para formar a conserjes, cocineros, vigilantes y porteros de los Centros. 

En el ámbito de la formación y educación continua, la Dirección General de Educación Inicial ha colaborado con el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología en la revisión de los programas de la licenciatura en Educación Inicial de las universidades nacionales, para ajustarlos al currículo educativo del Nivel Inicial. Igualmente, colabora con el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INAFOCAM) con el objetivo de coordinar la oferta de formación, capacitación, actualización y fortalecimiento de las competencias del personal técnico y los educadores del Nivel Inicial. 

En esta misma dirección, durante el 2017 se contribuyó al fortalecimiento de las competencias de 4,689 educadoras para la aplicación del currículo a través de la Jornada de Verano. De igual forma, 245 docentes y técnicos cursan la Especialidad en el Nivel Inicial en coordinación con el INAFOCAM y se han fortalecido los procesos de acompañamiento desde el enfoque histórico – cultural mediante encuentro con expertos en la materia y con diálogos auto-reflexivos y autocríticos del equipo nacional y regional de la Dirección General de Educación Inicial. 

Por otra parte, la Dirección General de Educación Inicial diseñó e implementó el plan de acompañamiento del Nivel Inicial con la finalidad de fortalecer las competencias profesionales del personal nacional, regional y distrital del Nivel desde el enfoque histórico-cultural planteado en el currículo. Este plan contiene las estrategias que orientan la práctica de acompañamiento en los diferentes niveles, contribuyendo al fortalecimiento del equipo nacional. 

Finalmente, se está trabajando en el fortalecimiento de los Centros Modelo de Educación Inicial, CMEI, de las 18 regionales educativas del país, en relación con la formación en prácticas de los docentes. 

Entre otras acciones ligadas a la calidad, el INAIPI reporta la dotación de recursos didácticos, tecnológicos y mobiliario a los CAIPI y CAFI, así como la creación de un Comité de Gestión de la Calidad con el objetivo de fomentar y promover el trabajo basado en una cultura de calidad y una gestión basada en procesos para fortalecer los servicios ofrecidos. 

Impulsar la formación, participación y seguimiento de las familias en las redes de servicios del INAIPI y en los centros educativos 

La estrategia 02.1.4 del PEE 2017-2020 consiste en impulsar la formación, participación y seguimiento de las familias en las redes de servicios del INAIPI y en los centros educativos. Las acciones previstas incluyen: implementar estrategias de sensibilización y formación a familias, fortalecer los espacios de participación y seguimiento de las familias y la comunidad en las redes de servicios, fortalecer la participación de las familias de los niños y niñas del Nivel Inicial en los órganos de participación de los centros educativos e impulsar las Escuelas Acción de Padres y Madres en el Nivel Inicial. 

El INAIPI, desde el Programa de Base Familiar y Comunitaria realiza en las comunidades sesiones formativas que buscan fortalecer las prácticas de crianza en los padres, madres y tutores. A lo largo del año 2017 se han realizado alrededor de 320 talleres mensuales con asistencia promedio de 3,000 madres y 300 padres al mes. 

La necesidad de promover y escalar estas intervenciones con las familias ha sido enfatizada en recientes estudios sobre la alfabetización en República Dominicana. En el Reporte de Línea Base del componente de Lectura (USAID – LEER)[2] se afirma citando estudios académicos “que los niños que crecen en condiciones de pobreza extrema suelen tener un desarrollo lingüístico limitado. Es por esto que se recomienda a las intervenciones de lectura para estudiantes vulnerables, que se promueva el desarrollo del lenguaje, especialmente del vocabulario y comprensión de aspectos semánticos y sintácticos del mismo. Esto debe ser trabajado tanto en la escuela como en la casa, por lo que el componente comunitario de este programa será fundamental para lograr el cambio necesario en los procesos de lenguaje en los estudiantes participantes del proyecto”. 

En el mismo sentido, el artículo sobre Alfabetización para el siglo XXI, publicado recientemente en el Boletín del Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la Vicepresidencia de la República Dominicana, se afirma: “Como bien lo ha analizado un estudio de PNUD[3], en la escuela dominicana se da el encuentro de varios problemas sociales que producen un niño o una niña con limitaciones cognitivas de entrada, es decir, antes de llegar al sistema escolar. Y durante el proceso de escolarización tales deficiencias se tienden a solidificar, porque la escuela dominicana no ha tenido la capacidad de revertir esas deficiencias”. 

En junio de 2017, INAIPI e IDEICE anunciaron la firma de un acuerdo para realizar un estudio sobre los efectos en la vida de las familias beneficiadas con los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia (CAIPI) y los Centros de Atención a la Infancia y la Familia (CAFI). El estudio permitirá documentar cuáles son los cambios y variaciones de las familias beneficiadas, comparadas con un grupo de familias que no está recibiendo los servicios. 

Consolidar los espacios y mecanismos de articulación intersectorial previstos en la Política de Primera Infancia a nivel nacional y local en los territorios priorizados. 

La estrategia 02.1.5 del PEE 2017-2020 contempla consolidar los espacios y mecanismos de articulación intersectorial previstos en la Política de Primera Infancia a nivel nacional y local en los territorios priorizados. Las acciones previstas son: fortalecer la Comisión Presidencial de la Primera Infancia como espacio de coordinación de la política; impulsar la aprobación del anteproyecto de Ley que ordena el sistema institucional de Atención a la Primera Infancia; contribuir al fortalecimiento de los Directorios Municipales (CONANI) para la protección de derechos de los niños y niñas en los territorios priorizados; fortalecer los mecanismos de articulación con la Junta Central Electoral, Servicio Nacional de Salud y Ministerio de Salud Pública para el aumento del registro oportuno, en hospitales; fortalecer los mecanismos de articulación con la Junta Central Electoral, para garantizar el registro de nacimiento tardío de los niños y niñas en las redes de servicios; fortalecer la coordinación nacional interinstitucional para la aplicación de las políticas de prevención y atención a la violencia y abuso infantil en niños y niñas de 0 a 5 años; implementar el seguimiento al registro de salud y nutrición de los niños y niñas de las redes de servicios de Atención a la Primera Infancia; gestionar la afiliación de 100,000 niños y niñas en el Seguro Familiar de Salud; apoyar el diseño e implementación de la Hoja de Ruta de detección, prevención y atención de niños y niñas menores de cinco años con discapacidad; asegurar la inclusión de niños y niñas con discapacidad en igualdad de oportunidades en las redes de servicios del INAIPI; ofrecer los apoyos necesarios para garantizar la inclusión y la permanencia de los niños y niñas con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo en el Nivel Inicial; impulsar y asegurar la transversalización del enfoque de género en la Política de Atención Integral a la Primera Infancia y en los servicios y estrategias de atención de INAIPI y del Nivel Inicial; certificar los cuidadores/as de niños y niñas de 0 a 5 años en articulación con el INFOTEP; y diseñar el plan nacional de estadística de la primera infancia en coordinación con la ONE y las diversas entidades del sistema de primera infancia. 

La Dirección General de Proyectos Especiales de la Presidencia (DIGEPEP) mantiene la coordinación con las instituciones que forman parte de la Comisión Presidencial de la Primera Infancia para garantizar todos los derechos fundamentales previstos en el modelo de atención integral a la primera infancia. 

Para la garantía del registro de nacimiento en los niños y niñas menores de cinco años, el 7 de agosto del 2017 se firmó un convenio entre la Junta Central Electoral (JCE),  la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP), el Servicio Nacional de Salud (SNS), el Ministerio de Salud Pública (MSP) y UNICEF, para fortalecer la estrategia de fomento del registro oportuno en los hospitales materno infantiles con delegaciones de la JCE, y para trabajar  la restitución del derecho a registro tardío a la población beneficiaria de los planes de Quisqueya Sin Miseria que impulsa la DIGEPEP en todos los territorios priorizados y que incluyen las redes de servicio del INAIPI. En el marco de este acuerdo y por medio del Plan Quisqueya Digna se han desarrollado 21 jornadas de inclusión social con las cuales se ha logrado que más de 7,000 personas obtengan el acta de forma tardía. La DIGEPEP ha reclutado personal adicional para 21 hospitales intervenidos por la estrategia. 

La DIGEPEP coordina desde el año 2015 la subcomisión de salud y nutrición con la finalidad de hacer seguimiento a la articulación de las instituciones que prestan servicios a la primera infancia (INAIPI, AEISS, Vicepresidencia) y el Ministerio de Salud Pública, el Servicio Nacional de Salud y la Comisión Nacional de Lactancia Materna (CNLM) para la garantía de las prestaciones en salud y nutrición y la homologación de protocolos de actuación. Como parte de los procesos desarrollados se ha logrado la conformación de más de 1,500 grupos comunitarios de fomento a la lactancia materna entre las instituciones de servicios de la Comisión Presidencial de la Primera Infancia. 

Por su parte, el INAIPI está propiciando una amplia red de acuerdos y compromisos de colaboración con distintas instituciones públicas y privadas para apoyar con servicios adicionales a los educativos a los niños, niñas y familias que participan en sus programas. 

Al acuerdo firmado con el Seguro Nacional de Salud (SeNaSa) en 2016 para conseguir la afiliación de otros 100 mil niños y niñas de cero a cinco años y sus familiares en el Régimen Subsidiado que maneja esa ARS, se han sumado otros convenios, como el acuerdo firmado con el Despacho de la Primera Dama para, a través del Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), atender a los niños y niñas de las redes del INAIPI que presenten deficiencia en su desarrollo físico y motor; o el suscrito con la Sociedad Dominicana de Pediatría para facilitar servicios de atención médica especializada a todos los niñas y niñas que asisten a los centros CAIPI y CAFI; o el acuerdo de colaboración interinstitucional firmado con la Asociación Dominicana de Rehabilitación, para que niños y niñas con discapacidad motora, intelectual o con retraso en el desarrollo, o identificados en alerta, reciban evaluaciones, tratamientos e intervenciones psicopedagógicas y terapéuticas integrales por parte de especialistas. 

Fortalecer la gestión institucional del Nivel Inicial. 

La última estrategia de la meta 2 del PEE 2017-2020, está enfocada en el fortalecimiento institucional del Nivel Inicial. Las acciones previstas en la estrategia son: fortalecer la estructura organizativa nacional, regional y distrital del Nivel Inicial; aplicar el currículo del Nivel Inicial en los centros, programas y servicios de los sectores público y privado; revisar y completar los protocolos técnicos para el acceso, permanencia y egreso de los niños y niñas de 4 y 5 años; fortalecer la articulación del Nivel Inicial con el Nivel Primario; coordinar el proceso técnico de acreditación de los grados del Nivel Inicial con la Dirección de Colegios Privados; apoyar a la Dirección de Orientación y Psicología en la aplicación de la hoja de ruta para la prevención y la eliminación de la violencia contra los niños y niñas y sobre las Normas de Convivencia; articular con la Dirección de Participación Comunitaria el funcionamiento de los comités de padres y madres; coordinar con la Dirección de Educación Especial la atención a la diversidad y la estrategia de diseño universal para el aprendizaje; coordinar con el INAIPI y la DIGEPEP la implementación de la política de Atención Integral a la Primera Infancia; e implementar los acuerdos de las alianzas públicos-privadas relacionados con el fortalecimiento del Nivel Inicial. 

En relación con esta estrategia se han reportado avances en la implementación del Plan de acompañamiento de los docentes del Nivel Inicial por medio del trabajo con asesores regionales y técnicas distritales.


[1] En el año escolar 2012-2013, la cobertura era de 148,037 niños y niñas en el grado preprimario, por lo que la matrícula se ha incrementado en un 12% en los últimos cinco años.

[2] Mencía-Ripley, A., Sánchez-Vincitore, L., Garrido, L. y Aguasvivas, J. (2016). Informe baseline. Informe Técnico.

[3] PNUD (2010) Política social: capacidades y derechos. Vol. I. Santo Domingo, R.D.: Oficina de Desarrollo Humano


Última actualización: Septiembre de 2018