Resumen del seguimiento de la Meta

Aumentar la oferta y la cobertura de la Educación Técnico Profesional (ETP) 

La estrategia 03.1.1 del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 busca alcanzar para 2020 una matrícula de 113,000 estudiantes en Técnico Básico y Bachiller Técnico, desde los 44,161 matriculados en el año escolar 2015-2016. Para alcanzar este objetivo, además de la construcción de nuevas aulas y talleres, se ha priorizado la conversión progresiva de liceos en politécnicos, la utilización de estrategias y alianzas público/privadas, la colaboración interinstitucional y promover una mejora de la imagen y visión social de la Educación Técnico Profesional, de manera que sea revalorizada por la comunidad educativa y la sociedad en su conjunto. 

Para que los centros que resulten de la conversión de liceos en politécnicos puedan disponer de talleres para impartir ETP el ministro de Educación, Andrés Navarro, y el director del Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), Rafael Ovalles, firmaron en marzo de 2017 un convenio dirigido a que, entre otras colaboraciones, se faciliten los espacios físicos de ambas instituciones según sus disponibilidades. 

El acuerdo se materializó en un primer proyecto piloto en San Juan de la Maguana que va a permitir que 6,935 estudiantes de siete liceos de la provincia cursen la ETP utilizando las instalaciones del INFOTEP para desarrollar el componente técnico de la modalidad. 

Por otra parte, en junio de 2017 se desarrolló un taller sobre “Estrategia para el Fortalecimiento y Ampliación de la Modalidad Técnico-Profesional del Nivel Secundario”. La iniciativa, promovida por el Ministerio de Educación con apoyo del Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuenta con la participación de una comisión público-privada que se encargará de liderar un proceso de consultas a través de mesas de trabajo, para integrar los aportes de ambos sectores en la iniciativa de formar bachilleres con las competencias necesarias para insertarse en el mundo laboral. 

Antes del inicio del año escolar, la Dirección de Educación Técnico Profesional procedió a evaluar 168 centros públicos de la Modalidad General, de los cuales 47 cumplieron con los requisitos para impartir la Educación Técnico Profesional, con lo que el número de centros que imparten la modalidad se elevó a 177, con un crecimiento del 30 % sobre los existentes el año anterior. 

Según las estimaciones iniciales de matrícula del año 2017-2018, el número de estudiantes de ETP es de 63,253 jóvenes. 

La estrategia de Aumentar la oferta y la cobertura de la Educación Técnico Profesional (ETP) debe desarrollarse y potenciarse. Un reciente estudio de OCDE, CEPAL y CAF[1] destaca que en América Latina “Hay pocos estudiantes matriculados en programas de educación técnica y profesional en los niveles secundario y terciario. La Educación y Formación Técnica y Profesional (EFTP) es esencial para desarrollar una fuerza laboral altamente especializada, con una gama de competencias gestoras, profesionales técnicas y comerciales de nivel medio, y otras de alto nivel asociadas a la educación terciaria. En países emergentes y menos desarrollados, la EFTP es crecientemente considerada como una herramienta para responder a las necesidades de un mercado laboral en evolución constante que, al mismo tiempo, apoya la cohesión social”. 

Sobre República Dominicana, el informe señala: “En cuanto al nivel de educación, la República Dominicana mantiene un rezago en relación con el promedio de la región: en 2014, 54 % de los jóvenes (de 25 a 29 años de edad) terminaron la escuela secundaria (en comparación con el promedio de 55 % en América Latina y el Caribe, ALC) y 12 % completaron sus estudios superiores (contra el promedio de 15 % en ALC). Como otros países de la región, la República Dominicana enfrenta altas tasas de deserción escolar y un bajo índice de terminación de ciclos de enseñanza: 27 % de los jóvenes (15-29 años) dejaron la escuela sin terminar la educación secundaria. Además, pocos estudiantes de educación secundaria están matriculados en escuelas técnicas o vocacionales (5 % frente a 14 % en ALC y 26 % en la OCDE)”. 

En otro informe del Banco Interamericano de Desarrollo publicado en septiembre de 2017[2] se destaca que en República Dominicana “el acceso a la educación decae mientras más alto es el nivel educativo. Si bien la tasa neta de cobertura del nivel básico alcanza el 94%, la del nivel secundario cae significativamente a 59.7% y la del nivel universitario es apenas 24.2% (SISDOM, 2014). A esto se agregan elevadas tasas de no promoción y sobre-edad en los niveles básico y medio y altas tasas de abandono en todos los niveles

La explicación detrás de estos indicadores es compartida: una baja demanda por el lado de las familias y un sector educativo que, por su falta de calidad y eficiencia, no atrae ni logra mantener en el sistema a las personas. Todo lo anterior sitúa al país a contracorriente de una realidad global que hace imperativo formar una sociedad del conocimiento. 

Uno de los factores que explica la baja demanda de educación es que las familias consideran, en base a información imperfecta, que los retornos de la inversión no son atractivos”. 

El estudio tiene precisamente como finalidad combatir esta apreciación errónea de las familias realizando estimaciones de las tasas de retorno promedio de la inversión en un año adicional de educación empleando distintas especificaciones. 

La investigación muestra que la inversión en educación en República Dominicana tiene rendimientos positivos. Invertir en un año adicional de educación está asociado a un incremento promedio del ingreso por hora trabajada de 6.9 %. Al diferenciar según nivel educativo, se observa que un año adicional de educación está asociado a un incremento del ingreso de 2.3 % en primaria, de 4.3 % en secundaria y de 18.6 % en universitaria. En adición, existe un premio en el ingreso promedio por culminar la universidad. Completar el último año de una carrera universitaria implica un incremento de la tasa de retorno de 29.6 puntos porcentuales. La elevada tasa de retorno y el efecto diploma de la educación universitaria indican una alta valoración del mercado laboral por trabajadores que han completado los tres niveles educativos. 

Aumentar la cobertura y la calidad en la Modalidad de Artes 

La estrategia 03.1.2 del Plan Estratégico 2017-2020 busca aumentar la cobertura y la calidad en la Modalidad de Artes y se plantea como objetivo alcanzar una matrícula de 22,000 estudiantes en esta modalidad para el año 2020. Entre las acciones contempladas se encuentra la construcción y reparación de instalaciones escolares para la Modalidad de Artes, equipar talleres, desarrollar planes y programas para implementar la nueva oferta curricular, diseñar e implementar guías con ajustes curriculares y desarrollar programas de capacitación para el personal docente y directivo de la Modalidad de Artes. 

La Modalidad en Artes pasó de tener 614 estudiantes en el año 2012-2013 a 2,347 en el 2015-2016, con un crecimiento del 282 %. Para el año escolar 2017-2018, se han incorporado seis nuevos centros educativos de la Modalidad, hasta un total de 24 centros. 

Aumentar la cobertura e implementar nuevas ofertas educativas de formación para el trabajo que respondan a las necesidades particulares de poblaciones específicas. 

El aumento de la oferta educativa de formación laboral para personas con discapacidad, jóvenes y adultos, migrantes, madres adolescentes, madres solteras entre otras, es el objeto de la estrategia 03.1.3 del Plan Estratégico. Crear nuevas escuelas laborales; ampliar la oferta para población joven y adulta; implementar un programa de formación y empleo para jóvenes que ni estudian ni trabajan; construir centros para personas con discapacidad, de acuerdo con el nuevo modelo de centros de apoyos múltiples; y ampliar la oferta educativa para que jóvenes con discapacidad que asisten a centros oficiales de educación especial puedan participar en programas ajustados de educación para el trabajo; son algunas de las acciones previstas para alcanzar el objetivo. 

La oferta de formación de las 92 escuelas laborales del Subsistema de Educación de Jóvenes y Adultos llega a más de 20,000 personas por año, de las cuales el 90 % son mujeres. En cuatro de estas escuelas se desarrolla una experiencia piloto donde se articula la educación laboral con la educación básica y secundaria a través de la creación de centros integrados de educación de jóvenes y adultos. 

La Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos reporta, la firma de convenios entre la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGPEP) y el INFOTEP para impulsar acciones tendentes a superar el analfabetismo y mejorar competencias productivas en personas jóvenes y adultas (15 años y más) y la preinscripción de unos 9,000 egresados del Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo interesados en ofertas de educación laboral como parte de las opciones de continuidad educativa. Igualmente, anuncia que se crearon dos nuevas escuelas laborales y se ha iniciado el proceso de validación de centros para la creación de 9 nuevas Escuelas Laborales. 

El informe Perspectivas económicas de América Latina 2017: Juventud, competencias y emprendimiento, antes citado, señala que “Los jóvenes que no tienen empleo, no estudian, ni reciben capacitación corren el riesgo de ser marginados de manera permanente del mercado laboral. Este riesgo es especialmente alto entre los pobres y vulnerables. Entre 2004 y 2014 el número de jóvenes de entre 15 y 29 años que no tenían empleo, no estudiaban, ni recibían capacitación [en República Dominicana] disminuyó de 24 % a 22 %, a diferencia del 15 % en el conjunto de países miembros de la OCDE. Los pobres y vulnerables representan casi 90 % de este grupo”

El Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) resaltó los logros alcanzados por el Programa de Apoyo al Sistema Nacional de Empleo (PASNE), que se desarrolló en el país con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De acuerdo con el reporte, de ese programa, bajo la responsabilidad del Ministerio de Trabajo y del INFOTEP, “egresaron más de noventa mil jóvenes de los llamados ni-ni, de los cuales el 57 % son mujeres[3]

Desarrollar planes y programas de estudio para el trabajo en la Educación Técnico-Profesional, los Bachilleratos en Artes y las escuelas laborales del Subsistema de Educación de Jóvenes y Adultos. 

La estrategia 03.1.4 del PEE 2017-2020, contempla una serie de acciones encaminadas a la mejora de la calidad de la Educación y Formación Técnica y Profesional: aprobar e implementar nuevos planes de estudio; capacitación para el personal docente y directivo; programas de prevención de la deserción; articulación interinstitucional; fomento de la investigación y promoción de buenas prácticas; etc. 

En el año 2017 se concluyó el proceso de elaboración curricular de las modalidades de ETP y Artes. El Consejo Nacional de Educación aprobó, para su implementación en el año escolar 2017-2018, los currículos de un total de 75 títulos de ETP (52 bachilleratos técnicos, 23 técnicos básicos) que suponen en total 687 módulos formativos. Con esta aprobación se concluye una ingente tarea que ha venido desarrollándose en los últimos cuatro años y que ha supuesto la aprobación de una oferta renovada y adaptada a las exigencias del mercado laboral que va a beneficiar tanto a la Educación Técnico Profesional como a la educación laboral para jóvenes y adultos. 

También se aprobó para validación el Currículo de Modalidad de Artes que contempla 8 nuevas menciones diseñadas con base a competencias laborales: bachillerato en Artes Visuales, Arte Multimedia, Teatro, Danza, Música, Cine y Fotografía, Creación y Producción Artesanal en Cerámica y Joyería, y Creación y Producción Artesanal en Metal y Madera. 

Por último, se aprobó el Componente Académico del Currículo para las modalidades Técnico Profesional y Artes. 

Con esto se cierra el componente curricular de la Educación Secundaria, restando únicamente las adaptaciones curriculares para la formación laboral de los Subsistemas de Educación de Jóvenes y Adultos y Educación Especial. El Subsistema de Educación de Jóvenes y Adultos cuenta con un documento preliminar para la definición y selección de la oferta técnica especifica de jóvenes y adultos en los diferentes niveles  y ha iniciado un proceso de socialización y orientación entre los equipos técnicos de la Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos y la Dirección de  Educación Técnico Profesional para la realización de los ajustes curriculares y la  aplicación de la Ordenanza 03-2017 en el Subsistema de EDPJA. 

En cuanto a resultados de aprendizaje, medidos por las Pruebas Nacionales, se confirman los mejores resultados que tradicionalmente obtiene la Modalidad de ETP, en relación con el resto de las modalidades. 

Nivel y Modalidad

Promovidos

Media General (Sin Prepara y semipresenciales)

75.6%

Media General (Prepara y semipresenciales)

67.0%

Modalidad de Artes de Media:

59.3%

Modalidad de Educación Técnico Profesional de Media

81.8%

Los puntajes promedios en las Pruebas Nacionales de 2017, en general, fueron mejores en relación con el año 2016. La Modalidad Técnico Profesional, es la única que logra alcanzar un promedio por encima de la media en todas las áreas. 

Nivel y Modalidad

Lengua
española

Matemáticas

Ciencias

Sociales

Ciencias

Naturales

Media General (Sin Prepara y semipresenciales)

18.43

17.97

18.41

17.97

Media General (Prepara y semipresenciales)

16.35

15.88

17.19

16.53

Modalidad de Artes de Media:

18.93

16.57

17.20

16.94

Modalidad de Educación Técnico Profesional de Media

20.04

18.22

18.62

18.15

Los puntajes promedios en las Pruebas Nacionales medidos en una escala de 30 puntos fueron en la Modalidad General (sin Adultos): 18.43 para Lengua Española, 17.97 para Matemática, 18.41 para Ciencias Sociales y 17.97 en Ciencias de la Naturaleza. Para la modalidad Técnico-Profesional los puntajes promedios fueron 20.04 en Lengua Española, 18.22 en Matemática, 18.62 en Ciencias Sociales y 18.15 en Ciencias de la Naturaleza. En la Educación Media de Adultos los puntajes promedios fueron 16.35 en Lengua Española, 15.88 en Matemática, 17.19 en Ciencias Sociales y 16.53 en Ciencias de la Naturaleza.

Incrementar la inserción laboral de los egresados de la Educación y la Formación Técnica y Profesional

La estrategia 03.1.5 del PEE 2017-2020, busca incrementar la inserción laboral de los egresados de la Educación y la Formación Técnica y Profesional en trabajos relacionados con su formación para lo cual prevé impulsar un reglamento que facilite las prácticas en la empresa para las distintas ofertas de formación técnico-profesional del MINERD, y coordinar acciones de intermediación laboral para jóvenes egresados.

Un estudio sobre Empleabilidad de Jóvenes Egresados del Bachillerato Técnico Profesional en la República Dominicana [4], señala que, de los egresados entrevistados en el estudio, un poco más de la mitad (51 %) sólo estudia y sólo el 2.8 % no estudia ni trabaja. Resulta así que casi la mitad de la población (45.7%) trabaja y, dentro de esos casos, la mayor parte también estudia (33.6%). En torno al tiempo que estos egresados tardaron en ocuparse, el 63.3% tardó menos de 3 meses y el 14.3% de los egresados estaba trabajando cuando se graduó. O sea que, de cada 10 egresados, casi 8 se insertan laboralmente en menos de 3 meses.

En cuanto a los porcentajes de inserción laboral que indican las empresas, el 63.7 % dijo que entre el 16 y el 25 % de los egresados se queda laborando en sus empresas, el 9.1 % de estas empresas dijo que del 26 al 30 % de los egresados se queda laborando con ellos, y el restante 27.3% de las empresas expresó que más del 46% de los egresados es empleado en las empresas.

En junio de 2017 la Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos organizó la III Feria Nacional Expositiva y de Servicios de las Escuelas Laborales. En la feria se exhiben diversos trabajos elaborados por los estudiantes de las escuelas y se realiza con el fin de promover el emprendimiento productivo y la vinculación con el mercado laboral de los estudiantes.

El proyecto Nuevos Empleos y Oportunidades para Jóvenes (Neo-RD), cuya fase piloto finalizó recientemente, asumió en el año 2014 el modelo de Oficinas de Intermediación Laboral y Pasantías (OILP), que funcionaban en dos politécnicos del país, para extenderlo a 21 politécnicos de 13 provincias de la República Dominicana, con objeto de apoyar a los jóvenes egresados de cursos técnicos a insertarse en el mercado laboral a través de empleos decentes. De acuerdo con el informe Análisis de las características de los beneficiados por el Proyecto NEO-RD las oficinas de intermediación laboral mostraron un efecto positivo en la empleabilidad, aunque la colocación de jóvenes a través de los servicios de intermediación laboral fue mayor en el caso de las pasantías que en los empleos fijos. Según el estudio “De los jóvenes que se encontraban trabajando al momento de egreso, sólo 13.3% afirmó que el empleo fue facilitado por la gestión de la OILP, mientras que 62.9% de los jóvenes que se encontraban realizando pasantías respondió afirmativamente[5].

El mismo proyecto NEO-RD ha publicado recientemente un estudio titulado Diagnóstico del marco jurídico y normativo vinculado con el empleo juvenil en la República Dominicana. El estudio realizado sugiere que “la legislación que apunta a regular y promover el empleo juvenil en la República Dominicana es de alcance limitado. Desde los años sesenta, se han elaborado instrumentos legales que buscan regular y facilitar la inserción laboral de la población joven en distintas carreras profesionales. Sin embargo, todavía no existen leyes que aborden exhaustivamente el tema de la empleabilidad juvenil [6].

El estudio señala que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha identificado un conjunto de medidas respecto a la formación y promoción del empleo juvenil en Latinoamérica, que podrían ser incorporadas a la legislación dominicana. Estas medidas están dirigidas al empleo de jóvenes bajo la denominación de “leyes de primer empleo”. Las medidas incluyen reducir los costos laborales, de manera particular los no salariales, a fin de estimular la demanda de las empresas hacia la población joven; la revisión y actualización de los contratos de aprendizaje, enfatizando en la contratación de trabajadores jóvenes; o la instauración de subsidios para promover la contratación de jóvenes, como se ha hecho en Brasil, Chile, Colombia y Panamá.

Marco Nacional de Cualificaciones

Participar y apoyar en el diseño y desarrollo del Marco Nacional de Cualificaciones, es el objeto de la estrategia 03.1.6 del PPE 2017-2020. Las acciones contempladas por la estrategia son: implementar el Marco Nacional de Cualificaciones; realizar periódicamente estudios prospectivos sectoriales y regionales para determinar los requerimientos de recursos humanos de diferentes sectores; adecuar permanentemente la oferta formativa de Educación Técnica y Profesional de todos los niveles, a los requerimientos de los estudios prospectivos y al Marco Nacional de Cualificaciones: establecer normativas y procedimientos para el reconocimiento de saberes, convalidación, homologación y acreditación de la Educación Técnico Profesional y para el Trabajo: y desarrollar un plan piloto de validación y acreditación de aprendizajes por experiencia con personas jóvenes y adultas.

A lo largo del año 2017 se ha continuado trabajando en la construcción del Marco Nacional de Cualificaciones (MNC). En este año quedó conformada la Comisión Nacional, prevista en el Decreto 173-16, integrada por las máximas autoridades de las instituciones públicas involucradas, así como por representantes de organizaciones de trabajadores y empleadores.

Por su parte, continúa en funcionamiento el Comité Técnico del Marco Nacional de Cualificaciones y su Unidad Operativa de Apoyo, encargado de realizar los trabajos para el diseño del MNC, y formado por representantes de MINERD, MESCYT, INFOTEP, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, bajo la coordinación del Ministerio de la Presidencia. Se han llevado a cabo reuniones periódicas de dicho Comité y de la Unidad Operativa de Apoyo, donde se están definiendo los aspectos conceptuales y la estructura en niveles del Marco, que forman parte de los documentos base para su presentación y aprobación por la Comisión Nacional.

Se está trabajando en la realización de un proyecto piloto en el campo de la Salud y otro en Hostelería y Turismo, que permitan poner a prueba las definiciones y estructura del MNC en estos sectores.

[1] Perspectivas económicas de América Latina 2017: Juventud, competencias y emprendimiento. OCDE/CEPAL/CAF (2016)

[2] Tasas de retorno de la inversión en educación en República Dominicana (2000-2015). Sandro Parodi, Indhira Ramírez, Jennelle Thompson. Nota técnica del BID; 1325. Banco Interamericano de Desarrollo. Septiembre de 2017.

[3] Nota de Prensa de INFOTEP. http://www.infotep.gov.do/noticias.php?id=1693

[4] Empleabilidad de Jóvenes Egresados del Bachillerato Técnico Profesional en la República Dominicana. Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Agosto 2016.

[5] Análisis de las características de los beneficiados por el Proyecto Nuevos Empleos y Oportunidades para Jóvenes (NEO-RD). Neo-RD. 2017

[6] Diagnóstico del marco jurídico y normativo vinculado con el empleo juvenil en la República Dominicana.

Neo-RD, FINJUS, EDUCA. 2017.


Última actualización: Diciembre de 2018