Resumen del seguimiento de la Meta

Aumentar la oferta formal y no formal de alfabetización para personas jóvenes y adultas.

La estrategia 05.1.1 del PEE 2017-2020 se encamina a aumentar la oferta formal y no formal de alfabetización para personas jóvenes y adultas mediante el desarrollo de acciones de alfabetización en el marco del Plan Nacional, el diseño e implementación de campañas de promoción y difusión para integración de nuevas personas al proceso y la reincorporación de aquellos que abandonaron, el establecimiento de alianzas con instituciones gubernamentales y de la sociedad civil para articular los procesos de alfabetización y continuidad educativa y el diseño e implementación de un programa de animación a la lectura al que se integrarán al menos a 65,000 participantes para el año 2020, entre otras acciones.

El Programa Nacional de Alfabetización “Quisqueya Aprende Contigo” continuó trabajando durante el año 2019. Según la memoria institucional de la Digepep (DIGEPEP, 2020) en el año 2019 se logró registrar un total de 20,652 núcleos de alfabetización, integrando a 118,904 personas. Asimismo, en el transcurso del año 2019, 67,710 personas completaron su proceso en los núcleos de aprendizaje del Plan QAC. Por su parte la Memoria del 2019 del Minerd informó que desde el inicio del Plan QAC se han incorporado 1,161,339 personas a los núcleos de aprendizajes, de las cuales 678,971 han concluido su proceso de alfabetización inicial y cálculo básico. Para lograr la alfabetización de esa cantidad de personas se han integrado y capacitado 162,533 alfabetizadores a nivel nacional.

Como resultado de este esfuerzo y, aunque a un ritmo menor al esperado cuando se lanzó el programa, las tasas de analfabetismo se han reducido de manera consistente. De acuerdo con los datos promedio de diversas fuentes, la tasa de analfabetismo entre la población de 15 años o más pasó de un 9.13 % en el año 2012 a un 6.25 % al final del 2018 (un 6.1 % de acuerdo con Enhogar 2019 (ONE, 2019)).

Tabla 37. Evolución de la tasa de analfabetismo 2010-2017

Año

ENHOGAR-

ONE [1]

ENHOGAR-DIGEPEP [2]

ENFT-

ONE [3]

ENFT-

UAAES [4]

Media [5]

2010

11.30%

10.46%

9.80%

10.52%

2011

8.10%

10.40%

9.88%

9.10%

9.37%

2012

8.70%

9.20%

9.84%

8.80%

9.13%

2013

7.70%

8.60%

9.14%

7.80%

8.31%

2014

7.70%

8.30%

8.23%

7.20%

7.86%

2015

7.70%

7.50%

8.00%

7.00%

7.55%

2016

7.70% [6]

7.70%

7.00%

7.47%

2017

6.80%

6.80%

6.77%

6.79%

2018

6.10

6.10

 

6.56%

6.25%

(Fuente: Elaboración propia a partir de fuentes detalladas a pie de página).



Gráfico 7. Evolución de la tasa de analfabetismo 2010-2018

(Fuente: Elaboración propia a partir de fuentes detalladas en cuadro anterior).

Tabla 38. Evolución de la tasa de analfabetismo de la población de 15 años o más. Datos desagregados (UAAES-MEPyD, 2018)

Año/ Desagregaciones

2010

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017

Total

9.8

9.1

8.8

7.8

7.2

7

7

6.8

Grupos de edad

 

 

 

 

 

 

 

 

15-24

3

2.7

2.6

2.1

2

2.2

1.7

1.9

25-54

8.4

7.8

7.3

6.7

6.1

5.7

5.6

5.2

55 y más

23.8

21.9

21.2

18.2

16.6

16.2

16.6

16.2

Zona

 

 

 

 

 

 

 

 

Zona urbana

7.2

6.6

6.6

5.8

5.2

5.2

5.2

5.2

Zona rural

17.3

16.8

15.9

14.4

14.2

13.7

13.8

13.3

Nivel de pobreza monetaria (línea oficial)

 

 

 

 

 

 

 

 

Indigente

19.8

17.2

16.3

15.4

14.5

14.4

15.4

10.6

Pobre no Indigente

13.4

12.5

11.7

10.8

10.7

10.7

11.4

8.9

No pobre

7

6.8

6.8

5.7

5.4

5.5

5.4

6.2

Quintiles de ingreso (ingreso oficial)

 

 

 

 

 

 

 

 

Quintil 1

17.3

15.3

14.4

13.6

13.2

12.2

12.8

9.5

Quintil 2

12.1

11.6

10.9

9.8

8.8

9.3

9.3

8.4

Quintil 3

9.6

9.9

9

8.1

6.9

6.7

6.6

7.1

Quintil 4

6.6

6.1

7

5.3

5.4

5.4

4.5

5.5

Quintil 5

3.1

2.3

2.5

2.1

1.7

1.6

1.9

2.4

(Fuente: UAAES-Mepyd).

Los datos desagregados aportados por la Encuesta Enhogar 2018, se reflejan en la tabla adjunta.

Tabla 39. Porcentajes de alfabetizados según características geográficas, demográficas y socioeconómicas

Características geográficas, demográficas y socioeconómicas

Porcentaje de la población de 15 años y más

Sabe leer y escribir (1)

No sabe leer y escribir

No sabe o sin información

Total

93.6

6.1

0.3

Zona de residencia

Urbana

95

4.7

0.3

Rural

87.6

12.1

0.3

Sexo

Hombres

93.6

6.1

0.2

Mujeres

93.6

6.1

0.3

Grupos de edades

15-19

98.7

1.2

0.1

20-24

98.2

1.7

0.1

25-29

97.4

2.5

0.1

30-34

96.8

3

0.2

35-39

95.6

4.3

0.2

40-44

94.5

5.2

0.2

45-49

93.5

6.2

0.3

50-54

91.5

8.3

0.2

55-59

88.7

11

0.3

60-64

85.8

13.6

0.6

65 y más

81.8

17.4

0.8

Grupo socioeconómico familiar

Muy bajo

83.5

16

0.5

Bajo

90.8

8.8

0.4

Medio bajo

94.8

5

0.2

Medio y medio alto

97.1

2.7

0.2

Alto

98.6

1.2

0.1

1. Sabe leer y escribir incluye las personas que declararon no saber leer y escribir, pero completaron 3 o más años de estudios.

(Fuente Enhogar 2018).

El analfabetismo está ahora focalizado en las personas de más edad: 17.74 % en mayores de 65 años y más; 13.6 % en el tramo 60-64; 11 % en el tramo 55-59 y 8.3 % en el tramo 50-54). Entre la población más joven las tasas de analfabetismo son de 1.2 % en el tramo 15-19 y de 1.7 % en el 20-24. El analfabetismo también es más acentuado en poblaciones rurales: 12.1 % en zonas rurales, frente a 4.7 % en zona urbana y entre la población con menores ingresos (16 % y 8.8 en los grupos socioeconómicos muy bajo y bajo frente a un 1.2 % en el quintil más alto).

También está impactando de manera diversa a determinados colectivos como la población inmigrante de origen haitiano. De acuerdo con la Segunda Encuesta Nacional de Inmigrantes en la República Dominicana ENI- 2017 (ONE, MEPyD, UE, UNFPA, 2018), la tasa de analfabetismo entre la población de origen haitiano es de un 26.9 % entre los nacidos en Haití y de un 10.5 % entre los nacidos en la República Dominicana de padres nacidos en otro país.

La Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples Enhogar 2017 (ONE, 2018b) actualiza y completa algunos de estos datos. De acuerdo con Enhogar 2017, el índice de analfabetismo entre los nacidos en la República Dominicana ascendió a 6.1 %, a 22.9 % entre los nacidos en Haití y a un 0.4 % entre los nacidos en otros países.

De acuerdo con el boletín 2 del Observatorio QAC de Digepep, titulado “Un nuevo ciclo para el Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo”, y publicado en noviembre de 2019 (DIGEPEP, 2019b),

“El Tablero de Control del Sistema de Monitoreo y Seguimiento del Plan Nacional de Alfabetización presentó [en octubre de 2019] una tasa de analfabetismo en tiempo real de un 4.99 %, asegurando el logro de la meta de la primera etapa del Plan, relativa a la reducción de la tasa nacional de analfabetismo a menos de un 5 %, valor estandarizado a nivel internacional”.

En función del convenio entre la Dirección de Programas Especiales de la Presidencia y la Oficina Nacional de Estadística, entre los meses de noviembre y diciembre del año 2019 estaba programada la realización de la Encuesta Nacional de Alfabetización 2019 con una muestra de 40.000 hogares, un universo superior a las 100.000 personas y un diseño estadístico y metodológico “réplica” de las últimas Encuestas Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR). Esta encuesta permitirá obtener una medición de la tasa nacional de analfabetismo, sometiendo a validación real la proyección estimada en el tablero de control del sistema de monitoreo y seguimiento, proyección calculada en base a los registros administrativos del Plan QAC, a través del Simag, que sitúa la tasa nacional de analfabetismo para ese intervalo temporal entre el 4.91 y el 4.95 %”.

Para el año 2020, en el mismo boletín se propone el inicio de un nuevo ciclo del Plan Nacional de Alfabetización QAC centrado en:

  • Seguir Alfabetizando.
  • Evaluación y Sistematización.
  • Impulsar una Estrategia Renovada para Garantizar la Educación Básica de Jóvenes y Adultos.

En relación con esta última medida, el Observatorio afirma:

“Este desafío supone estar en la capacidad de diseñar e implementar una política gubernamental más efectiva que garantice educación básica a personas de 15 años y más, desde la perspectiva del aprendizaje a lo largo de la vida, con un enfoque de derecho y de inclusión social, con características flexibles, visibilizando las ofertas existentes en educación de jóvenes y adultos, y la revisión y evolución de las estrategias actuales de incorporación a educación básica para fortalecer la oferta de esta y la formación de docentes.

La propuesta que se desarrolle debe realizarse e integrarse en su actor natural, el Ministerio de Educación, a través de una estructura institucional ágil, flexible y adaptada a la realidad y necesidades de la población objetivo, focalizando la actuación en función de las necesidades específicas de cada grupo etario del colectivo a impactar (jóvenes – adultos – adultos mayores)”.

Garantizar la oferta de educación básica flexible para personas jóvenes y adultas

La estrategia 05.1.2 del PEE 2017-2020 está orientada hacia la continuidad educativa de los egresados del proceso de alfabetización, a través de la ampliación y mejora de la oferta de educación básica flexible para personas jóvenes y adultas. La estrategia se plantea como alcance incorporar 200,000 nuevos participantes a la educación básica de personas jóvenes y adultas completando 300,000 estudiantes matriculados al 2020.

Las acciones de esta estrategia se pueden agrupar en tres bloques:

  • La aprobación del nuevo currículo de Educación Básica para Personas Jóvenes y Adultas (EBPJA) y la elaboración e impresión de libros de texto y materiales didácticos adaptados al nuevo currículo.
  • La reorganización de los centros de EBPJA en coherencia con el requerimiento de flexibilidad que requiere el nuevo modelo, la creación de nuevos centros y espacios de aprendizajes y la capacitación y acompañamiento del personal técnico y docente para la implantación de la educación básica flexible.
  • El diseño e implementación de una estrategia de comunicación y difusión masiva sobre la educación básica flexible y la continuidad educativa de personas jóvenes y adultas, que permita la integración a la educación básica de los egresados del Plan Nacional de Alfabetización.

La aprobación del nuevo currículo de educación básica para personas jóvenes y adultas (EBPJA)

El nuevo currículo de educación básica de jóvenes y adultos (primer y segundo ciclo) fue oficializado por medio de la Ordenanza 01-2018, del 23 de mayo, que establece el diseño curricular revisado y actualizado para la educación básica del Subsistema de Educación de Personas Jóvenes y Adultas de República Dominicana[1]. De acuerdo con la Ordenanza, la educación básica de personas jóvenes y adultas se organiza en una estructura curricular de carácter modular. Esta supera la organización por grado y por año. La estructura modular facilita el tránsito de un módulo a otro, teniendo en cuenta el ritmo de aprendizaje del sujeto joven y adulto como criterio establecido para la construcción de un currículo de calidad. El currículo de la educación básica de personas jóvenes y adultas se estructuró en ocho módulos, aunque se contempla la posibilidad de módulos optativos complementarios. Cada módulo se organiza en unidades y temas. Para fines de la gestión de la organización del proceso de aprendizaje, los módulos se organizan en dos bloques denominados ciclos.

La Ordenanza 1-2018, prevé que:

“Al finalizar el nivel básico serán aplicadas las Pruebas Nacionales a todos los estudiantes. Estas abarcarán las competencias y contenidos contemplados en el último ciclo.

Las Pruebas Nacionales serán modificadas de acuerdo al nuevo currículo por lo que se elabora un nuevo marco de evaluación, que entrará en vigencia cuando finalice la primera cohorte del nuevo currículo. Antes de ese momento, se mantienen las características actuales. Se estima que entrará en vigencia en el año 2021.

El tercer ciclo del nivel básico sigue funcionando de manera transitoria, según las Ordenanzas 1´95 y 1´96 se mantienen las Pruebas Nacionales para el final de la Básica de Adultos”.

La reorganización de los centros de EBPJA

Una de las estrategias para aumentar el número de jóvenes y adultos inscritos en la educación básica es la reorganización de los centros de EBPJA en coherencia con el requerimiento de flexibilidad que requiere el nuevo modelo, para crear nuevos espacios de aprendizaje fuera de los centros. La oferta flexible implica un cambio que supera como única opción para los adultos la tanda nocturna.

La Ordenanza 01-2018, antes citada, consagra en su artículo 14, párrafo III, el modelo de reorganización de centros al establecer que: “La gestión de la oferta curricular de Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas tiene como referencia el contexto, la ubicación territorial de los participantes y sus necesidades; en razón de la demanda potencial de las personas interesadas en lograr la certificación de Educación Básica y el número limitado de centros existentes, se reconoce que además del plantel educativo de referencia del centro, hay diversidad de lugares físicos donde pueden sesionar los grupos o espacios de aprendizaje en los que organiza su matrícula; los horarios y días de encuentros presenciales son definidos de común acuerdo entre participantes docentes o educadores, siguiendo las pautas establecidas a nivel institucional”.

En este sentido, en agosto de 2018 se aprobó la Orden Departamental No. 60-2018 mediante la cual se instruye sobre la reorganización de los centros de educación básica y las escuelas laborales de personas jóvenes y adultas en todo el país. La Orden insta a la Dirección General de Educación de Jóvenes y Adultos en coordinación con los directores de regionales y distritos y directores de centros, a proceder a la reorganización de los centros de educación básica y escuelas laborales de personas jóvenes y adultas, a fin de crear las condiciones para el acceso a la población que requiera de estos servicios y facilitar la continuidad educativa de los participantes que terminaron el proceso de alfabetización inicial y a toda la población joven y adulta que lo requiera.

El proceso de reorganización de los centros implica la asignación de docentes con disponibilidad para trabajar en un centro con gestión flexible en cuanto a días y horarios acorde a las necesidades de la población. El personal directivo de los centros podrá, de acuerdo con la Orden, crear espacios de aprendizaje (secciones o grupos) fuera del plantel en los casos que sea necesario para cubrir la demanda de la población o por que no existan centros cercanos a los participantes que necesiten los servicios educativos. Los grupos o espacios de aprendizaje podrán funcionar dentro o fuera del plantel educativo.

La Ordenanza 01-2018 que aprueba el diseño curricular, la Orden Departamental No. 60-2018 sobre la reorganización de los centros educativos de educación básica y las escuelas laborales, y la Ordenanza 03-2017, que establece las directrices de la Educación Técnico Profesional y su aplicación a los subsistemas de Educación de Jóvenes y Adultos y de Educación Especial en lo referente a lo vocacional laboral, han cambiado completamente el marco jurídico en el que se sustentaba la alfabetización, la educación básica y secundaria y la capacitación laboral para jóvenes y adultos hasta el momento, propiciando las condiciones para una transformación profunda del modelo educativo y suscitando, a la par, muchas interrogantes cuya resolución va a requerir la aprobación del nuevo currículo de la educación secundaria para jóvenes y adultos y el desarrollo normativo de la Ordenanza 03-2017 para el ámbito de la educación de jóvenes y adultos.

Como avances en el desarrollo e implementación de las nuevas ordenanzas, pueden citarse que ya el 50 % (333) de los centros de educación básica están reorganizados en horario flexible, que, además de la tanda nocturna, han creado servicios en horario sabatino, dominical y vespertino de lunes a viernes. Un 35 % (1,213) de docentes de educación básica están trabajando en horario flexible y algunos docentes y directores integrados a tiempo completo en educación de jóvenes y adultos.

El 80 % de los directores de centros han sido capacitados sobre la Orden Departamental 60-2018 y orientados sobre la gestión y la reorganización de los centros desde una perspectiva flexible. Todos los docentes y directores de centros del nivel básico cuentan con el diseño curricular de educación básica de jóvenes y adultos y, al igual que el personal nacional, regional y de distrito han sido capacitados sobre el currículo, aspectos de planificación y evaluación de los aprendizajes.

Continuidad educativa e integración a la educación básica de los egresados de Quisqueya Aprende Contigo

La continuidad educativa de los egresados de Quisqueya Aprende Contigo y el aumento de la matrícula en la educación básica para jóvenes y adultos fue una meta pendiente en el período 2012-2016, que sigue encontrando dificultades en el siguiente cuatrienio.

Tabla 40. Matrícula de la educación básica de jóvenes y adultos. 2012-2017.

Matrícula educación básica de adultos

2012/13

2013/14

2014/15

2015/16

2016/17

2017/18

Variación 2017/2012

% variación

Primer Ciclo

20,264

22,674

20,405

21,756

21,096

24,478

4,214

20.80%

Segundo Ciclo

43,250

45,229

43,248

43,757

41,441

37,806

-5,444

-12.59%

Tercer Ciclo

44,597

46,377

44,746

41,928

39,912

36,289

-8,308

-18.63%

Total básica

108,111

114,280

108,399

107,441

102,449

98,573

-9,538

-8.82%

(Fuente: Elaboración propia a partir de Anuarios Estadísticos del Minerd).

Gráfico 8. Evolución de la matrícula de educación básica de jóvenes y adultos 2012-2017.

(Fuente: Elaboración propia a partir de Anuarios Estadísticos del Minerd).

De acuerdo con los anuarios estadísticos del Minerd, la matrícula de EBPJA disminuyó en un 8.82 % entre el año escolar 2012-2013 y el año escolar 2017-2018. La tendencia decreciente de la matrícula se concentra en el segundo (-12.5 %) y en el tercer ciclo (-18.63 %). En el primer ciclo la matrícula, que se había mantenido estable entre los años 2012-2013 y 2016-2017, tuvo un fuerte aumento en el año escolar 2017-2018.

El que la disminución se concentre sobre todo en el último ciclo del nivel podría tener, sin embargo, una lectura positiva: es posible que el sistema regular esté mejorando sus índices de retención y disminuyendo sus niveles de transferencia de estudiantes hacia la educación básica de personas jóvenes y adultas.

 Incrementar la participación de los jóvenes y adultos en programas de educación secundaria a través de modelos flexibles presenciales, semipresenciales y a distancia.

La estrategia 05.1.2 del PEE 2017-2020 está referida a la educación secundaria de jóvenes y adultos. Sus líneas de acción para el cuatrienio son la elaboración del currículo de primer y segundo ciclo de educación secundaria para jóvenes y adultos; la creación de una plataforma en línea con recursos didácticos para apoyar el autoaprendizaje de los participantes de educación de personas jóvenes y adultas; la creación de nuevos centros del nivel secundario de EDPJA para dar respuesta a la demanda de los nuevos participantes; el diseño e implementación de estrategias de motivación y orientación para la integración de jóvenes que ni estudian ni trabajan a la educación secundaria de jóvenes y adultos y la creación de una oferta específica de educación secundaria técnica para jóvenes, articulada con la educación técnico profesional.

También se plantea como resultado aumentar la participación de jóvenes y adultos en programas flexibles.

Desarrollo curricular

Elaborar el currículo de primer y segundo ciclo de educación secundaria para jóvenes y adultos es la primera acción contemplada en la estrategia 05.1.3 del PPE 2017-2020. En este sentido, se cuenta con una propuesta preliminar, con una estructura modular, que contempla un total de 15 módulos con sus unidades y temas, en correspondencia con las competencias fundamentales y específicas de las áreas. Se contrataron cuatro especialistas de áreas externos para trabajar con el Diseño Curricular del Nivel Secundario de Jóvenes y Adultos y el de Educación a Distancia y en la producción de quince módulos académicos y el módulo propedéutico o de introducción para la implementación del Bachillerato en Línea en el Subsistema de Educación de Jóvenes y Adultos.

El Consejo Nacional de Educación aprobó el 29 de agosto de 2019 la Ordenanza 1-2019 que establece la implementación de la Educación a Distancia empleando las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el Subsistema de Educación de Personas Jóvenes y Adultas de la República Dominicana.

Según el artículo 1 de la Ordenanza, la Educación a Distancia se ha concebido para facilitar “el acceso a los diferentes niveles del Subsistema, a las personas con dificultades para acceder a centros educativos de manera presencial y a personas que requieran de un servicio de esta naturaleza, tales como: atletas de alto rendimiento, deportistas, artistas, personas con necesidades específicas, dominicanos residentes en el extranjero, extranjeros con residencia en el país con obligaciones laborales, entre otros”. 

La Educación Secundaria a Distancia para personas jóvenes y adultas, está organizada en una estructura curricular de carácter modular, para la cual se definen los siguientes módulos: propedéutico, de formación académica y formación para el trabajo. Se contemplan quince (15) módulos, incluido el módulo introductorio, cinco por año, para desarrollar en un periodo aproximado de tres años, a través del trabajo en línea.

Educación secundaria técnica para jóvenes

No se ha avanzado en la Acción 05.1.3.06 que propone “Crear una oferta específica de educación secundaria técnica para jóvenes, articulada con la educación técnico profesional”. La Ordenanza 3-2017 sobre la oferta de educación técnica y para el trabajo y su aplicación a los diferentes niveles de la EDPJA marca varias vías para posibilitar la creación de esa oferta técnica de nivel secundario, pero necesitan de desarrollos normativos y modificaciones profundas en el modelo de las escuelas laborales.

Con el ánimo de avanzar en la aplicación de la Ordenanza 03-2017, en el año escolar 2019-2020 se está desarrollando un pilotaje en seis escuelas laborales para la implementación del nuevo currículo de educación técnica en EDPJA, poniendo en ejecución tres familias profesionales, de manera específica en los títulos de: Técnico Básico en Peluquería y Estética, Técnico Básico en Confección de Vestuario, Técnico Básico Tapizado y Confección para la Decoración y Técnico Básico Operaciones Informáticas; a través de la experiencia desarrollada se busca evaluar y realizar los ajustes curriculares en coherencia con las características de la población beneficiaria de este servicio educativo.

Cobertura de la educación media para jóvenes y adultos

A diferencia de lo ocurrido con la EBPJA, la matrícula de la educación media de jóvenes y adultos (Prepara) registró un aumento de un 57.20 % entre el año escolar 2012-2013 y el 2017-2018, aunque esta tendencia expansiva parece haberse frenado en el último año escolar a juzgar por las cifras de los anuarios estadísticos del Minerd (ver tabla adjunta).

Tabla 41. Matrícula de la educación media semipresencial para jóvenes y adultos. 2012-2017.

Matrícula educación media de adultos

2012/13

2013/14

2014/15

2015/16

2016/17

2017/18

Variación 2017/2012

% variación

Media regular (Prepara)

91,634

120,801

135,867

151,673

155,158

150,284

58,650

64.00%

Media acelerada (Prepara)

12,773

15,157

21,001

15,324

15,924

13,842

1,069

8.37%

Total media

104,407

135,958

156,868

166,997

171,082

164,126

59,719

57.20%

(Fuente: Elaboración propia a partir de los Anuarios Estadísticos del Minerd).

Gráfico 9. Evolución de la matrícula de educación media de adultos 2012-2017.

(Fuente: Elaboración propia a partir de los Anuarios Estadísticos del Minerd).

Avances en los años de escolarización promedio de la población de 15 años y más

 De acuerdo con el Análisis del desempeño económico y social de República Dominicana 2018” elaborado por la Unidad Asesora de Análisis Económico y Social (UAAES; Unidad Asesora de Análisis Económico y Social, 2019), el numero promedio de años de escolaridad de la población de 15 años y más muestra crecimiento constante entre el año 2008 y el 2018. Para la población masculina de 15 años y más, el resultado para el período observado fue un incremento de 0.9 años en la escolaridad promedio, que se ubicó en 2018 en 8.9 años. En la población femenina se advierte una tendencia similar: el promedio de años de escolaridad se colocó en 9.5 para 2018, un año más que en 2008. La brecha de la población femenina con respecto a la masculina disminuyó de 0.7 años en 2017 a 0.6 en 2018.

Atendiendo al nivel socioeconómico de las personas, el aumento de los años de escolaridad fue más intenso entre la población indigente (2 años más de escolaridad) y pobre no indigente (1.03 años más de escolaridad).

Tabla 42. Años de escolaridad de la población de 15 años y más por nivel de pobreza, 2008-2018

Nivel de pobreza

2008

2018

Dif

No pobre

9.2

9.48

0.28

Pobre no indigente

6.9

7.93

1.03

Indigente

5.8

7.8

2

(Fuente: UAAES).

Mejorar la calidad y resultados de aprendizajes de la educación de personas jóvenes y adultas en los diferentes niveles y modalidades.

La estrategia 05.1.4 del PEE 2017-2020 se orienta a mejorar la calidad y resultados de aprendizajes de la educación de personas jóvenes y adultas en los diferentes niveles y modalidades. Para ello, propone promover un programa de formación de educadores para jóvenes y adultos en las instituciones universitarias públicas y privadas encargadas de formación docente, diseñar e implementar un plan de orientación y capacitación del personal de los diferentes componentes del Subsistema de EDPJA para mejorar su práctica, implementar un plan de acompañamiento al personal de EDPJA para el mejoramiento de la calidad en los procesos educativos y desarrollar una línea de investigación y sistematización sobre los procesos en la EDPJA para potenciar las buenas prácticas.

Los indicadores para esta estrategia son la mejora en los resultados de los estudiantes en las Pruebas Nacionales de final de básica y media.

Respecto a las Pruebas Nacionales, en el 2019 los resultados promedio estuvieron por debajo de las metas esperadas en básica, pero superaron el 100 % de la meta en Media General. En Básica de Adultos, los resultados fueron ligeramente inferiores a los registrados en el 2018.

Tabla 44. Resultados promedio de Pruebas Nacionales en el Subsistema de Educación de Adultos. 2016-2019.

Modalidad

2016

2017

2018

2019

Meta 2019

% Meta

Básica de Adultos

16.22

16.69

16.54

16.51

17.49

94.4%

Media General para Adultos (Prepara)

16.47

16.49

16.26

17.03

16.89

100.8%

(Fuente: Elaboración propia a partir de resultados de Pruebas Nacionales).

En cuanto a porcentaje de aprobados presentados hubo mejoras en ambos niveles: En Básica de Adultos el porcentaje de aprobados fue de un 87 %, frente a un 86 % en años anteriores. En Media General de Adultos el avance fue mayor; se pasó de un 63.7 % de aprobados en el 2018 a un 74.3 % en el 2019.

Diseñar e implementar un plan de fortalecimiento de la gestión institucional de la educación de personas jóvenes y adultas (EDPJA).

La última estrategia de la Meta 5 sobre Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos del PEE 2017-2020, busca implementar un plan de fortalecimiento de la gestión institucional de la educación de personas jóvenes y adultas. Las acciones previstas por esta estrategia son: dotar de recursos tecnológicos y de movilidad al personal técnico y docente de EDPJA; desarrollar un sistema de evaluación de los aprendizajes para el Subsistema de EDPJA; implementar un plan de evaluación y seguimiento al desarrollo curricular en EDPJA; fortalecer el sistema de información de EDPJA; elaborar, aprobar e implementar una normativa que garantice que estudiantes, docentes y administrativos de la EDPJA disponen de todos los servicios del plantel educativo; fortalecer el Subsistema de EDPJA mediante la promoción de mayor coordinación Estado/sociedad, el desarrollo de redes y alianzas que articulen la educación formal,  informal y no formal, la ampliación de la accesibilidad y la pertinencia de los aprendizajes para la vida y a lo largo de la vida.

El 100 % (174) de los técnicos nacionales, regionales y distritales fueron dotados de computadoras laptop para apoyar los procesos educativos que se desarrollan en los diferentes niveles del Subsistema de EDPJA.

El Sistema de Información para la Gestión Educativa en la República Dominicana (Sigerd) creó diferentes servicios adicionales al horario nocturno para facilitar el registro de los participantes de educación básica de jóvenes y adultos. Está pendiente la asignación de códigos para centros de educación básica y de secundaria. En el Sigerd no se visibilizan las escuelas laborales.  

 






Última actualización: Abril de 2021