Resumen del seguimiento de la Meta

Fortalecer la estructura institucional del sistema educativo

La estrategia 09.1.1 del Plan Estratégico de Educación 2017-2020 (PEE 2017-2020) busca fortalecer la estructura institucional del sistema educativo e incluye las siguientes acciones: actualizar e implementar el marco jurídico del sistema educativo dominicano; fortalecer el proceso de desconcentración, orientándolo hacia la mejora de los resultados de aprendizaje y a la gestión institucional; dar seguimiento al proceso de rendición de cuenta de las juntas descentralizadas; revisar los mecanismos de participación de las juntas descentralizadas, su composición y su relación con la gerencia educativa.

A lo largo del año 2018 el Ministerio fue concretando su propuesta para la revisión de la Ley General de Educación 66-97.  En julio de 2018 el Minerd y el CES firmaron un convenio, según el cual, “el Ministerio de Educación y el CES, conforme a lo establecido en el compromiso 7.4 del Pacto Nacional para la Reforma Educativa, acuerdan dar inicio formal al proceso de concertación para la propuesta de modificación de la Ley General de Educación 66-97, para que esta responda a la realidad actual y las necesidades cambiantes de la sociedad”. Durante el año 2019 no se reportaron avances en la elaboración del anteproyecto de ley.

Por otro lado, el Minerd continúa con la tendencia a disminuir las transferencias a las juntas descentralizadas. Para el año 2019 el presupuesto previsto ascendió a 3,839.9 millones de pesos y, de acuerdo al informe de ejecución presupuestaria de este Ministerio para 2019 (Oficina Nacional de Planificación y Desarrollo Educativo.MINERD, 2020),a 31 de diciembre de 2019 se habían devengado 2,657.50 millones de pesos, equivalentes a un 1.57 % del presupuesto total del Ministerio y al 69 % de lo  presupuestado).

Tabla 59. Presupuesto y transferencias a juntas descentralizadas 2013-2019.

Concepto

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Presupuesto total ejecutado (Millones RD$)

95,691

105,870

115,865

127,249

142,249

152,362

169,238

Transferencias a juntas (ejecutado)

4,598

4,706

2,755

1,779

3,083

2,392

2,657.50

% transferencias sobre total presupuesto ejecutado

4.81%

4.45%

2.38%

1.40%

2.17%

1.57%

1.57%

(Fuente. Elaboración propia a partir de informes de ejecución presupuestaria del Minerd).

En el primer año de ejecución del 4 % para educación, las juntas descentralizadas recibieron 4,598 millones de pesos, equivalentes a 4.81 % del presupuesto ejecutado por el Minerd. Desde ese año, las aportaciones a las juntas han ido disminuyendo en términos relativos. En el año 2019, las transferencias a las juntas descentralizadas fueron apenas el 57 % de las de 2013 (2,658 millones de pesos) y suponen un 1.57 % del presupuesto total ejecutado por el Ministerio.

 Gráfico 10. Transferencias a juntas descentralizadas.2013-2019.

(Fuente: Elaboración propia a partir de datos de ejecución presupuestaria del Minerd).

Por otro lado, el proceso para lograr que las juntas de centro puedan recibir las transferencias directamente continúa avanzando, aunque con lentitud.

Tabla 60. Avances de las juntas de centro para poder recibir transferencias directas.

Concepto

2018

2019

%

Cantidad de juntas

7,893

7,893

100%

Juntas conformadas

6,486

6,577

83%

Juntas legalizadas

6,313

6,550

83%

Juntas con RNC

2,934

3,407

43%

Juntas con cuentas

1,663

1,710

22%

Juntas en Sigef

1,008

1,008

13%

(Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Sigob).

Según los últimos datos reportados en el 2019, un 83 % de las juntas estaban conformadas y legalizadas, un 43 % contaban con RNC, un 22 % de estas habían abierto su cuenta para recibir fondos, pero solo 1,008, el 13 % del total, estaban inscritas en el Sigef y podían recibir sus transferencias directamente, sin pasar por el distrito.

 

Eficientizar los procesos administrativos del Ministerio de Educación

 La estrategia 09.1.2 de la Meta 9 del PEE 2017-2020 consiste en eficientizar los procesos administrativos del Ministerio de Educación. Las acciones previstas son: rediseñar los manuales de políticas y procedimientos de las áreas administrativa y financiera; desarrollar el Sistema de Evaluación del Desempeño; implementar el Sistema de Información Financiera; implementar el módulo de presupuesto del ERP para monitorear la ejecución presupuestaria del Minerd; reorganizar el centro, el distrito y la regional de acuerdo a los manuales operativos; redefinir competencias de sede, regional, distritos e institutos descentralizados del Sistema y del Consejo Nacional de Educación; desarrollar un Sistema de Información para la Gestión de Calidad que articule los sistemas de información existentes.

Las informaciones disponibles sobre lo realizado en relación con esta estrategia permiten apreciar que, aunque se han registrado algunos avances en la aprobación de manuales y normativas, resta todavía un largo trecho que recorrer para eficientizar los procesos administrativos del Ministerio.

En unas declaraciones al periódico El Caribe, el pasado 21 de noviembre, de las dirigentes gremiales Xiomara Guante y María Teresa Cabrera se decía[1]:

“La falta de libros de texto desde hace cinco años en los niveles inicial y primario en las escuelas públicas es un tema de alta preocupación para dirigentes de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) que al igual que la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC) han denunciado este problema en reiteradas ocasiones.

Xiomara Guante y María Teresa Cabrera coinciden en que el problema tiene sus raíces en la falta de gestión y planificación del Ministerio de Educación. Para la presidenta de la ADP, es inaceptable que cinco años después de la actualización curricular los profesores y estudiantes del sector público no cuenten con los textos adaptados, ya que el Ministerio dispone de recursos económicos suficientes para satisfacer esta demanda.

“No podemos hablar de falta de recursos porque ahora hay recursos y cada partida del presupuesto tiene su asignación especial, de manera que cada insumo tiene su asignación y cuando usted analiza la partida presupuestaria de cada año hay una parte que debe especializarse para esos temas, entonces no es posible, no nos explicamos por qué al día de hoy esto no se ha corregido”, dijo Guante al ser consultada por El Caribe”.

También en noviembre[2], “periodistas y propietarios de semanarios, páginas informativas en internet y productores de programas de radio y televisión expresaron públicamente sus quejas e inconformidades con las autoridades del Ministerio de Educación a causa de una excesiva tardanza en el pago de colocaciones publicitarias “que raya en la irresponsabilidad y la desidia”.

Los afectados pidieron la intervención del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP).  Manifestaron que tienen siete meses intentando que la gestión de Peña Mirabal pague los servicios publicitarios prestados, facturados y remitidos para pago de impuesto a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), sin que le den ninguna certeza ni fecha de pago, solo pretextos inventados y evasivas.

De acuerdo con informaciones facilitadas por el Minerd, en los últimos años se aprobaron, entre otros los siguientes manuales y normativas:

 

Sin embargo, algunos de los instrumentos aprobados, como los manuales operativos de centro, distrito y regional, aunque vigentes, no han sido objeto de una aplicación efectiva y general. En noviembre de 2019, una nota de prensa[3] del Minerd anunció la presentación, a través de la Oficina de Planificación y Desarrollo, y la Dirección de Desarrollo Organizacional, del Modelo de Gestión Institucional y el Plan de Reorganización de Centros, Distritos Escolares y Regionales de Educación, con miras a eficientizar la gestión y mejorar los resultados pedagógicos-administrativos en el sistema educativo.

También se anunció la contratación de una consultoría, para la revisión del Manual Operativo del Centro Público (Mocep). La consultora contratada trabajará junto con las direcciones de Educación Técnico Profesional, Artes y Desarrollo Organizacional en la adaptación del Mocep a las necesidades de los centros de las modalidades de ETP y Artes. También incluirá otras adaptaciones en las que ya se había avanzado en meses anteriores.

El Sistema de Información para la Gestión Escolar de la República Dominicana, que fue completamente renovado en los años 2015 y 2016, continúa su consolidación, añadiendo nuevas funcionalidades como las relativas al reflejo en el sistema de las informaciones sobre condiciones físicas de los planteles para poder detectar, entre otras cosas, la existencia de riesgos sísmicos o de otra naturaleza. Se mejoró en el procesamiento oportuno de la información estadística y de indicadores (al final del primer semestre de 2019, se finalizó el Anuario Estadístico correspondiente al año escolar 2017-2018).

Fortalecer el desempeño institucional y la transparencia del Ministerio de Educación

La estrategia 09.1.3 del PEE 2017-2020 está orientada a fortalecer el desempeño institucional y la transparencia del Ministerio de Educación. Las acciones incluidas en esta estrategia son: definir estándares de excelencia para cada unidad dentro del Ministerio que incentive asumir la responsabilidad de los procesos; definir el proceso de gestión de desempeño del Minerd; definir las líneas base y métricas en todo el sistema educativo (centros, distritos, regionales, sede) que sean simples, accionables, orientadas a resultados y con tiempos claros; crear reportes de desempeño estandarizados con un sistema de incentivos o consecuencias para la entrega a tiempo de las tareas acordadas; institucionalizar los equipos de revisión de resultados y los diálogos de desempeño basados en los datos e información; crear canales transparentes de comunicación y empoderamiento sobre expectativas, metas, objetivos y resultados en todas las áreas del Minerd; velar por la eficacia y la eficiencia del sistema educativo nacional, incluyendo los colegios privados, mediante acciones permanentes de monitoreo y supervisión; ampliar y fortalecer la aplicación de las normas de ética y transparencia en el marco de las normativas vigentes; implementar un mecanismo periódico de seguimiento a la gestión del Plan Estratégico; e implementar las Normas Básicas de Control Interno (Nobaci) en los procesos del Ministerio.

El conjunto de acciones incluidas en la estrategia 09.1.3 son muy diversas entre sí, como también lo es el nivel de avance alcanzado en el último año.

Un primer conjunto de acciones va encaminado al establecimiento de métricas y estándares de excelencia en los distintos niveles y unidades del Ministerio, así como sistemas de diálogo de desempeño y de revisión de resultados. El Minerd reporta la formulación de un Sistema de Gestión del Desempeño Institucional que implicó la definición de Modelo de Indicadores de Calidad de centro educativo. Este sistema no ha sido, sin embargo, aprobado formalmente ni se ha iniciado su implementación.

La Ordenanza No. 24-2017 que reglamenta el sistema competitivo de selección de los directores regionales y distritales prevé, en su artículo 19, que el candidato seleccionado para el puesto de director de regional o de distrito: “a) Firmará un convenio de desempeño con metas e indicadores claves, cuyo cumplimiento será requerido para continuar en el cargo en los periodos establecidos. b) Ingresará al puesto con un período probatorio de doce (12) meses, en el cual se dará seguimiento a sus labores y al final del mismo tendrá una evaluación de desempeño, cuyos resultados determinarán su continuidad o no en el cargo”.

Esta previsión permitió que en el año 2018 se trabajara en la definición de métricas e indicadores de gestión para regionales y distritos en los que basar el establecimiento de los diálogos y evaluaciones del desempeño de los nuevos directores. Todos los directores elegidos, según el nuevo modelo, firmaron un acuerdo de desempeño.

El Instituto Dominicano de Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa (Ideice) asumió la responsabilidad de realizar la evaluación del desempeño de los cargos directivos distritales y regionales. De acuerdo con su Informe Institucional (IDEICE, 2020), en el año 2019 se llevó a cabo la evaluación del desempeño de 125 directores, de los cuales 18 pertenecen a las regionales y los 107 restantes a los distritos que se circunscriben a dichas regionales. Para esta primera evaluación se tomaron en cuenta los informes que los directores han presentado sobre la situación de sus respectivos distritos o regionales. La evaluación la llevó a cabo un equipo de especialistas para analizar los informes, identificar fortalezas y debilidades sobre los diferentes ítems, y hacer una caracterización global y puntual de cada informe, sobre aspectos que se consideren pertinentes. El proceso se realizó según las pautas de los manuales “Orientaciones para el Seguimiento de la Elaboración del Informe”, y las “Pautas de la Evaluación de Desempeño de Directores Regionales y Distritales”. Este trabajo se realizó con una rúbrica de evaluación diseñada por especialistas nacionales e internacionales.

Otra de las acciones contempladas es la implementación de un mecanismo periódico de seguimiento a la gestión del Plan Estratégico del Minerd, algo que puede considerarse alcanzado tras la aprobación por el Consejo Nacional de Educación del Plan Estratégico 2017-2020 y su total incorporación al Sistema de Seguimiento de Metas Presidenciales (Sigob). El Minerd comenzó a publicar, además, informes de seguimiento trimestrales de las metas presidenciales del área educativa.

En noviembre de 2018 el ministro de la Presidencia Gustavo Montalvo anunció la creación de un régimen de consecuencias para el Sistema de Monitoreo y Medición de la Gestión Pública. A través de nueve indicadores, el sistema mide el cumplimiento de las instituciones con las disposiciones legales de administración financiera, transparencia y régimen de la función pública del Estado. Estos indicadores son: el Seguimiento de Metas Presidenciales (Sigob); Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (Sismap); el Índice de Uso de TIC e implementación de Gobierno Electrónico (ITICGE); el de las Normas Básicas de Control Interno (Nobaci), el de Cumplimiento de la Ley 200-04 de Libre Acceso a la Información Pública; el de Gestión Presupuestaria; el del Sistema Nacional de Contrataciones Públicas (SNCP), también llamado Indicador de Compras; el de Transparencia Gubernamental; y el de Obras, que no está siendo monitoreado por el Minerd. A partir de los resultados de cada uno de estos indicadores, el sistema genera un promedio ponderado para cada institución, en una escala de cero a 100 puntos, que refleja su porcentaje de cumplimiento.

De acuerdo con las últimas informaciones facilitadas por el Minerd, los indicadores de gestión, a fines del año 2019 eran los siguientes:

Tabla 61. Indicadores de Gestión. Sistema de Monitoreo y Medición de la Gestión Pública (SMMGP).

Indicador 

Puntuación

dic-2018 

jun-19

dic-19

Metas Presidenciales (Sigob) 

100%

100%

100%

Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (Sismap) 

56%

64%

73%

Iniciativas TIC y Gobierno Electrónico (ITCGE) 

89%

93%

91%

Normas Básicas de Control Interno (Nobaci) 

33%

36%

80%

Ley de Libre Acceso a la Información Pública 200-04 

78%

83%

88%

Gestión Presupuestaria 

74%

92%

91%

Contrataciones Públicas 

73%

81%

84%

Transparencia Gubernamental 

84%

91%

89%

Obras

 

 

 

(Fuente: Minerd).

Según los datos del Sistema de Monitoreo y Medición de la Gestión Pública (SMMGP), facilitados por la Unidad de Modernización del Minerd, los datos de mejora en la gestión perfeccionaron sustancialmente en el segundo semestre del año. Particularmente remarcable es el avance en el cumplimiento de las Normas Básicas de Control Interno (Nobaci), que pasaron de un 36 % en junio de 2019 a un 80 % en diciembre del mismo año. También mejoraron los resultados en el Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (Sismap).

Modernizar la función de Recursos Humanos hacia la administración estratégica del talento humano

Modernizar la función de Recursos Humanos es el objeto de la estrategia 09.1.4 del PEE 2017-2020. Entre las acciones relevantes de esta estrategia se encuentra rediseñar, automatizar e implementar los procesos de Recursos Humanos; implementar un sistema de atracción, selección, desarrollo, mantenimiento y desvinculación del personal administrativo; gestionar el clima organizacional y la cultura organizacional; y rediseñar la estructura de puesto y reorganizar la nómina del Minerd.

El Sistema de Monitoreo de la Administración Pública (Sismap) muestra todavía varias áreas de mejora en el área de Recursos Humanos (MAP, 2019), especialmente en las áreas de Organización del Trabajo (estructura, manuales de funciones y de cargos), Gestión de las Compensaciones y Beneficios y Gestión del Rendimiento.

Indicador

Valoración

Valor  %  

02. ORGANIZACIÓN DE LA FUNCIÓN DE RECURSOS HUMANOS

02.1 Diagnóstico de la Función de RR.HH.

Objetivo Logrado

100.00%

02.2 Nivel de administración del Sistema de Carrera

Cierto Avance

60.00%

03. PLANIFICACIÓN DE RECURSOS HUMANOS

03.1 Planificación de RR.HH.

Objetivo Logrado

100.00%

04. ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

04.1 Estructura Organizativa

Poco o Ningún Avance

55.00%

04.2 Manual de Organización y Funciones

Poco o Ningún Avance

55.00%

04.3 Manual de Cargos Elaborado

Poco o Ningún Avance

0.00%

05. GESTIÓN DEL EMPLEO

05.1 Concursos Públicos

Objetivo Logrado

100.00%

05.2 Nivel de implementación del Sistema de Carrera Administrativa

Avance Medio

65.00%

05.3 Absentismo

Objetivo Logrado

99.00%

05.4 Rotación

Objetivo Logrado

100.00%

05.5 Sistema de Administración de Servidores Públicos (SASP)

Objetivo Logrado

100.00%

06. GESTIÓN DE LAS COMPENSACIONES Y BENEFICIOS

06.1 Escala Salarial Aprobada

Poco o Ningún Avance

0.00%

07. GESTIÓN DEL RENDIMIENTO

07.1 Gestión de Acuerdos de Desempeño

Poco o Ningún Avance

0.00%

07.2 Evaluación del Desempeño por Resultados y Competencias

Poco o Ningún Avance

0.00%

08. GESTIÓN DEL DESARROLLO

08.1 Plan de Capacitación

Objetivo Logrado

90.00%

09. GESTIÓN DE LAS RELACIONES LABORALES Y SOCIALES

09.1 Asociación de Servidores Públicos

Avance Medio

75.00%

09.2 Implicación de las Unidades de Recursos Humanos en la Gestión de las Relaciones Laborales

Objetivo Logrado

90.00%

09.3 Pago de Beneficios Laborales

Objetivo Logrado

87.00%

09.4 Implementación del Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo

Objetivo Logrado

85.00%

09.5 Encuesta de Clima

Objetivo Logrado

80.00%

La Memoria 2019 del Minerd señala que, durante el año 2019 se elaboraron, en versión preliminar, los siguientes manuales: el manual y acuerdo de inducción, un manual de políticas y procedimientos de Recursos Humanos, el reglamento interno y un manual de descripciones y especificaciones de puestos administrativos. También anuncia que fueron socializados los resultados de la encuesta sobre clima laboral, aplicada en el año 2018, con la finalidad de gestionar el clima organizacional y la cultura organizacional del Minerd, coordinado con el Ministerio de Administración Pública.

El 25 de noviembre el Ministerio anunció en nota de prensa[1] el inicio de una consultoría, largo tiempo esperada, para el fortalecimiento de los procesos de gestión de recursos humanos con la conformación del equipo coordinador que tendrá la responsabilidad de realizar el análisis y el levantamiento de la información documental, con la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La iniciativa, auspiciada por la Oficina de Cooperación Internacional del Minerd (OCI), está dirigida a contribuir a mejorar la capacidad para la implementación de una gestión más eficiente. Los trabajos estarán a cargo del consorcio SIGIL y la Fundación Creamos.

Mejorar la inversión en educación preuniversitaria y la calidad del gasto

La estrategia 09.1.5 del PEE 2017-2020 está orientada a mejorar la inversión en educación preuniversitaria y la calidad del gasto. Las acciones asociadas son: aumentar progresivamente la inversión en educación y mejorar la calidad del gasto, atendiendo a criterios de programación por productos y servicios y programación por resultados; programar los recursos presupuestarios del Ministerio de Educación para proveer una educación integral y de calidad; asignar presupuesto a las asociaciones sin fines de lucro (ASFL) y generar mecanismos continuos de rendición de cuentas en todas las etapas del ciclo presupuestario.

Ejecución presupuestaria

El Minerd contó con un presupuesto aprobado de RD$ 170,570,152,783.00, para el 2019, equivalentes al 4 % del PIB previsto.

Por otra parte, el nuevo presupuesto se estructuró por programas y productos, iniciando el tránsito hacia la presupuestación orientada a resultados. La estructura programática del año 2019 consta de dos programas centrales (01. Actividades Centrales y 11. Servicios Técnicos Pedagógicos), y de ocho programas sustantivos (12. Programa de Atención Integral para los Niños y Niñas de 0-5 Años, 13. Servicios de Educación Primaria para Niños y Niñas de 6-11 Años, 14. Servicios de Educación para Niños, Niñas y Adolescentes de 12-17 Años, 15. Servicios de Educación para Adolescentes, Jóvenes y Adultos de 15 Años o Más, 16. Servicios de Bienestar Estudiantil, 17. Instalaciones Escolares Seguras, Inclusivas y Sostenibles, 18. Formación y Desarrollo de la Carrera Docente, y 19. Servicios de Educación para Niños, Niñas y Adolescentes de 0-20 Años en Condición Especial), y un programa de administración de las transferencias (98. Administración de Activos, Pasivos y Transferencias). A su vez, los programas se dividen en acciones comunes y productos.

Hasta el 31 de diciembre de 2019 se habían ejecutado RD$ 169,237,795,232 (un 99.20 %), quedando un monto disponible de RD$ 1,367,855,178 (con todas las fuentes de financiamiento). Esto representó una variación de 11.10 % en la ejecución con respecto al 2018, cuya ejecución fue de RD$ 152,330,968,228, es decir, una diferencia absoluta de RD$ 16,906,827,004.69.

 Tabla 62. Indicadores de ejecución macro primer semestre 2018 /primer semestre 2019.

Indicadores (En función del devengado)

2018

2019

Presupuesto (millones RD$)

153,009,861,894

170,605,650,411

PIB corriente (millones RD$)

4,235,846,800,000

4,363,502,000,000

Presupuesto como % PIB

4%

4%

Monto ejecutado

152,330,968,228

169,237,795,233

Monto ejecutado % PIB

3.60%

3.88%

Monto no ejecutado % PIB

0.02%

0.03%

Ejecución (% del total presupuestado)

99.56%

99.20%

(Fuente: Informe de ejecución presupuestaria. Datos extraídos del Sigef por registro y organizados en la Oficina de Planificación y Desarrollo Educativo). 

Por programa presupuestario, los montos ejecutados se recogen en la tabla adjunta. Resultan llamativas las grandes desviaciones entre el presupuesto inicial aprobado y el realmente ejecutado. Así, el Programa 17-Instalaciones escolares seguras, inclusivas y sostenible, apenas ejecuta el 56.36 % de lo presupuestado inicialmente, mientras que programas como el 13-Servicios de educación primaria para niños y niñas de 6-11 años y el 14-Servicios de educación para niños y adolescentes de 12-17 años, con un gran peso de las retribuciones de personal docente y que en conjunto suponen el 54.54 % del presupuesto ejecutado, tienen ejecuciones por encima del 110 % sobre lo inicialmente previsto.

Tabla 63. Ejecución en función del devengado de los programas presupuestarios.

Programática

Presupuesto inicial

Ejecutado 2019

Peso en ejecutado

% Ejecutado sobre inicial

1

Actividades Centrales

23,334,603,025

18,631,567,640

11.01%

79.85%

11

Servicios técnicos pedagógicos

9,125,875,062

12,659,926,389

7.48%

138.73%

12

Programa de atención integral para los
niños y niñas de 0-5 años

6,574,007,182

6,035,912,888

3.57%

91.81%

13

Servicios de educación primaria para
niños y niñas de 6-11 años

55,998,706,671

63,196,584,901

37.34%

112.85%

14

Servicios de educación para niños (as) y adolescentes de 12-17 años

25,467,734,686

28,261,858,246

16.70%

110.97%

15

Servicios de educación para adolescentes, jóvenes y adultos 15 años o más

6,553,126,919

5,821,399,685

3.44%

88.83%

16

Servicios de Bienestar Estudiantil

22,974,675,358

21,274,591,692

12.57%

92.60%

17

Instalaciones escolares seguras, inclusivas y sostenible

13,295,127,443

7,493,735,743

4.43%

56.36%

18

Formación y Desarrollo de la Carrera Docente

4,583,925,017

3,664,650,971

2.17%

79.95%

19

Servicios de educación para niños,
adolescentes de 0-20 años en condición especial

330,018,468

568,666,158.37

0.34%

172.31%

98

Administración de contribuciones especiales

2,332,352,952

1,628,900,915

0.96%

69.84%

Total

170,570,152,783

169,237,795,232

100%

99.22%

 (Fuente: Elaboración propia a partir del Presupuesto inicial aprobado (MINERD, 2019b) y el Informe de ejecución presupuestaria del Minerd (Oficina Nacional de Planificación y Desarrollo Educativo.MINERD, 2020).

La distribución geográfica de los gastos en el año muestra, como en años anteriores, fuertes variaciones provinciales. El promedio general de la inversión por alumno para el período 2013-2019 se incrementó a US$ 1,466. Hermanas Mirabal, Espaillat e Independencia son las provincias que presentan costos por alumno más altos, escalaron a un promedio por encima de los US$ 2,000 por estudiante. Mientras que las provincias que presentan menor inversión por estudiante se encuentran: La Altagracia, Peravia, La Romana, Santiago, San Cristóbal y Santo Domingo con un promedio que queda por debajo de US$ 1,300 por estudiante, menos de la mitad de la inversión en las provincias más favorecidas.

 Tabla 64 Inversión provincial por estudiante 2013-2019 en USD.

Provincia

Inversión por estudiante en USD

2013

2014

2015

2016

2017

2018

2019

Promedio 2016-2019

HERMANAS MIRABAL

2,155

2,107

2,449

2,407

2,492

2,325

2,844

2,517

ESPAILLAT

1,148

1,304

2,131

2,262

2,366

2,219

2,519

2,342

INDEPENDENCIA

1,910

1,445

1,817

1,740

2,101

1,984

2,282

2,027

SÁNCHEZ RAMÍREZ

1,482

1,659

1,961

1,871

1,923

1,962

2,223

1,995

SANTIAGO RODRÍGUEZ

1,926

1,722

1,709

1,992

1,898

1,861

2,153

1,976

DISTRITO NACIONAL

1,050

1,008

1,515

1,827

1,976

1,878

2,123

1,951

MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ

1,089

1,638

1,416

1,794

1,848

1,807

2,058

1,877

BAORUCO

1,621

1,464

1,603

1,651

1,857

1,789

2,070

1,842

MONTECRISTI

1,942

1,198

1,979

1,731

1,831

1,834

1,937

1,833

SAN JOSÉ DE OCOA

4,972

1,688

1,695

1,740

1,833

1,774

1,961

1,827

DAJABÓN

1,981

1,550

1,943

1,700

1,841

1,773

1,941

1,814

MONTE PLATA

1,138

1,439

1,327

1,543

1,692

1,724

1,918

1,719

VALVERDE

4,550

1,379

1,787

1,616

1,644

1,654

1,777

1,673

PEDERNALES

2,407

1,197

4,129

1,451

1,748

1,611

1,794

1,651

SAN JUAN

1,064

1,481

1,361

1,542

1,590

1,621

1,840

1,648

ELÍAS PIÑA

1,387

1,318

1,363

1,523

1,667

1,619

1,748

1,639

PUERTO PLATA

1,158

1,201

1,321

1,464

1,542

1,609

1,720

1,584

MONSEÑOR NOUEL

1,218

1,370

1,349

1,426

1,455

1,542

1,632

1,514

HATO MAYOR

1,141

1,364

1,092

1,262

1,519

1,575

1,686

1,511

SAMANÁ

1,772

1,184

1,215

1,336

1,490

1,529

1,651

1,502

EL SEIBO

1,141

1,070

1,304

1,418

1,483

1,514

1,575

1,498

DUARTE

1,324

1,481

1,239

1,355

1,401

1,528

1,613

1,474

TOTAL NACIONAL

1,154

1,197

1,230

1,323

1,452

1,503

1,587

1,466

BARAHONA

1,088

1,257

1,160

1,313

1,453

1,494

1,590

1,463

SAN PEDRO DE MACORÍS

1,003

1,224

1,093

1,291

1,407

1,450

1,505

1,413

LA VEGA

956

1,200

999

1,230

1,294

1,398

1,428

1,338

AZUA

1,150

1,199

1,186

1,124

1,259

1,382

1,483

1,312

SANTO DOMINGO

678

1,053

1,052

1,139

1,273

1,354

1,373

1,285

SAN CRISTÓBAL

814

1,108

1,034

1,023

1,176

1,307

1,287

1,198

SANTIAGO

852

1,093

828

1,068

1,151

1,276

1,294

1,197

LA ROMANA

1,066

1,009

866

913

1,151

1,268

1,180

1,128

PERAVIA

2,072

1,045

1,041

987

1,116

1,205

1,177

1,121

LA ALTAGRACIA

1,280

883

869

737

883

1,152

998

943

Gráfico 11. Aumento en fasto por estudiante entre 2016 y 2019.

(Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Informe de ejecución presupuestaria).

 

Gráfico 12. Costo estimado por alumno por provincia 2019, y matrícula sector público.


(Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Informe de ejecución presupuestaria).

Como se aprecia en los gráficos adjuntos, las diferencias de gasto entre provincias no parecen disminuir de un año a otro. Aunque algunas de las que tenían menos gasto por estudiante aumentaron su presupuesto en un mayor porcentaje (Hato Mayor, La Romana, Azua o La Altagracia), otras con mayor gasto público también lo han visto incrementado entre 2016 y 2019 en porcentajes considerables. Tampoco se aprecia una relación exacta entre matrícula y gasto por estudiante, ya que provincias con parecido número de estudiantes presentan variaciones muy significativas en costos unitarios. Quizá pueda haber una cierta relación en el caso de San Cristóbal, Santiago y Santo Domingo, que siendo las provincias con más alumnos, están también entre las provincias con menos gasto por estudiante, lo que podría indicar que existen algunas economías de escala.

El Informe sobre la situación y evolución de la ejecución presupuestaria del año 2019 (Oficina Nacional de Planificación y Desarrollo Educativo.MINERD, 2020)  concluye con estas consideraciones generales:

“La ejecución del Minerd en el 2019 supera a la ejecución del año 2018. La diferencia se debió al incremento del gasto total de personal (salarios y pensiones) y los servicios de apoyo a la vulnerabilidad (alimentación escolar).

El Minerd en términos absolutos superó la ejecución experimentada en el año 2018. Se ejecutó un porcentaje mayor de los recursos con respecto al PIB corriente, 3.60 % en el 2018 contra 3.88 % en el 2019. Sin embargo, la ejecución en términos del total de los recursos pasó de 99.56 % a un 99.20 %.

A partir de la asignación del 4.00 % del PIB corriente para el sector de la educación preuniversitaria, el Ministerio de Educación ha percibido RD 118,160 millones adicionales. De este monto, RD$ 88,920 millones (75.25 % de los recursos adicionales) han ido al gasto directo en personal (carga fija salarial, contribuciones a la Seguridad Social, pensiones y jubilaciones); RD$ 6,449 millones al gasto de capital (5.46 %) y RD$ 22,790 millones a otros gastos operativos (formación docente, alimentación escolar, transferencias corrientes a los centros, mantenimiento escolar y suministros de aula), es decir, un 19.29 %. Por tanto, el 94.54 % de los recursos adicionales proporcionados por el 4.00 % han ido a los renglones vitales del gasto corriente y el 5.46 % al renglón de capital.

Ante esta realidad expuesta en lo financiero, como consecuencia operativa de una línea de acción estratégica -adopción de la modalidad de Jornada Extendida desde 2013- su sostenibilidad dependerá mucho de la vigilancia de los reguladores presupuestarios y el Minerd en torno a la evolución de la implementación de esta línea de política. La tendencia del gasto nos está diciendo que la necesidad de recursos presupuestarios pudiese estar por encima de la asignación actual”.

El 15 de octubre de 2019 el economista Pavel Isa Contreras publicó en El Caribe un interesante artículo titulado El esfuerzo fiscal para financiar la educación[1]. El artículo señala:

“El esfuerzo fiscal que implicó financiar el 4 % ha sido enorme, especialmente porque las recaudaciones en 2013, cuando se decidió cumplir con la ley de educación, no superaban (y todavía no lo hace) el equivalente al 14 % del PIB. Esto supone dedicar casi el 30 % de todas las recaudaciones solamente a la función educación.

Para que se tenga ideas del tamaño del esfuerzo, he aquí algunas cifras clave.

Primero, el gasto en educación (..) medido en dólares, subió desde 1,652 millones hasta 2,478 millones, un aumento de más de 820 millones de dólares en un solo año. Medido en porcentaje del PIB, creció desde 2.7 % hasta 4 %.

Segundo, (…) En el proyecto de presupuesto de 2020, el gasto en educación es mayor que el presupuesto combinado de los ministerios de Salud, Obras Públicas, Agricultura, Turismo, Cultura, Educación Superior e Industria, Comercio y Mipymes. Equivale al 43 % del presupuesto total del Poder Ejecutivo.

Tercero, el incremento en el financiamiento a la educación llevó a aumento sin precedentes del gasto por estudiante. Pasó desde casi 33 mil pesos por estudiante en 2012 hasta casi 54 mil pesos en 2013. En dólares subió desde 839 hasta 1,217 dólares.

El costo de invertir en educación

Un incremento tan grande en ese período de tiempo sin que los ingresos hayan crecido lo suficiente porque no se impulsó una reforma tributaria significativa, obligó a una reducción relativa de otros gastos. Algunos de los que más sufrieron fueron los gastos sociales distintos de la educación como salud, vivienda, protección social, cultura y deportes. Mientras en 2012 esos representaron el equivalente a 5.2 % del PIB y explicaban más del 65 % del gasto social total, en 2018 representaron el 3.6 % del PIB y menos del 48 % del gasto social. En pocas palabras, más gasto en educación se pudo lograr a costa de menos gastos en salud, vivienda, protección social, cultura y deportes.

También se logró a costa de menos inversión pública diferente de las de infraestructura escolar. Mientras 2009 y 2011 (…) la inversión pública total fue superior a 3.3 % del PIB, en 2018 cayó a menos de 2.5 %. El gasto en servicios económicos (energía, transporte, agropecuaria, riego, minería, etc.) también sufrió. Antes de 2012 representaba más del 4 % del PIB, pero a partir de 2013 se redujo a menos de 3 % del PIB.

Los logros

No obstante, el aumento del gasto en educación ha dado algunos resultados concretos, aunque los desafíos más importantes están aún pendientes y son de largo plazo.

En el caso de la infraestructura, entre 2013 y 2018, se construyeron más de 14 mil nuevas aulas en el sistema público y se rehabilitaron poco menos de tres mil. Esto llevó el número de aulas desde unas 35 mil hasta casi 51 mil y redujo el número de alumnos por aula desde más de 54 a inicios de la década hasta menos de 44 en el año escolar recién pasado.

También se expandió notablemente el número de maestras y maestros contratados. En esta década, el Ministerio de Educación ha contratado a casi 30 mil docentes adicionales. En 2010 eran algo más de 65 mil, pero en el año escolar 2017-2018 había aumentado hasta más de 93 mil, para un incremento de 43 %. Esto hizo que se redujera el número de alumnos por docente desde 29.5 hasta 22.2 en ese período.

Los salarios de maestras y maestros también crecieron y la labor docente empezó a ser dignificada. Un informe publicado en 2019 reveló que entre 2012 y 2017, los salarios de docentes del nivel básico crecieron, en promedio, en 88 % y los de educación media en casi 100 %.

Por otra parte, la Jornada Escolar Extendida (JEE) se ha extendido mucho y a través de ella el sistema escolar está ofreciendo un conjunto más amplio de servicios sociales como alimentación y servicios de salud. En el año escolar 2018-2019, el 69 % de los y las estudiantes matriculados en el sistema público (casi 1.3 millones de estudiantes de un total de casi 1.9 millones) se beneficiaba de la JEE. El gasto total del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, que tiene a su cargo el Programa de Alimentación Escolar (PAE) representa casi un 12 % del gasto del Ministerio y en 2017 gastó más de siete mil pesos por estudiante.

Los desafíos pendientes

A pesar de este enorme esfuerzo fiscal y del significativo incremento en los insumos necesarios para alcanzar más y mejor educación, la evidencia indica que todavía no se logra una cosa ni la otra.

No se ha logrado todavía más educación en el sentido de que, desde 2013, el porcentaje de niños, niñas y adolescentes que no asisten a la escuela no ha bajado. Esto es lo que dicen los datos oficiales de las encuestas de hogares de donde se estiman las tasas netas de matriculación en los niveles inicial, básico y medio. Cerca de la mitad de los niños y las niñas entre 3 y 5 años no asisten al preescolar, en el nivel básico el número de niños y niñas entre 6 y 13 años que no asiste es de más de 6 % y en el nivel medio la inasistencia es de más de 30 %.

Sobre el tema de la calidad, hay poco que decir más allá de recordar que el país ocupa los últimos lugares a nivel regional y mundial en términos de los aprendizajes, y que las evaluaciones nacionales a maestros y alumnos áreas como matemáticas y lenguaje arrojan resultados muy decepcionantes, como lo revela el último informe de la Iniciativa para una Educación de Calidad (IDEC). Sin embargo, esto último no es sorpresa, pues en palabras de un distinguido colega preocupado por estos mismos temas, 50 años de cretinismo (refiriéndose a la prolongada negligencia del Estado en esta materia y a sus efectos) no son superables en cinco con el 4 % del PIB.

En síntesis, el esfuerzo fiscal para financiar razonablemente bien la educación pública ha sido enorme y ha costado mucho al país. Lo hemos pagado con menos inversión pública y menos servicios sociales de lo que hubiésemos podido tener. El gasto en educación está allí en más escuelas, más docentes y más servicios. Pero todavía no en más y mejor educación.

Más nos vale empezar a ver resultados de este esfuerzo para no transformar el arrojo en una nueva frustración”.

Fortalecer la vinculación y fomentar la participación de las familias, las comunidades, asociaciones sin fines de lucro (ASFL) y gobiernos locales con los centros educativos

La estrategia 09.2.1 del PEE 2017-2020 se orienta a fortalecer la vinculación y fomentar la participación de las familias, las comunidades, asociaciones sin fines de lucro (ASFL) y gobiernos locales con los centros educativos. Las acciones comprendidas en la estrategia son: promover la participación de niños, niñas y adolescentes en los centros; promover la participación de padres, madres y tutores, como actores comprometidos en la construcción de una educación de calidad; promover la participación de las comunidades y actores locales en el desarrollo de planes conjuntos; diseñar e implementar acciones de sensibilización y capacitación a padres, madres y actores locales; y fortalecer espacios de participación de organizaciones sin fines de lucro en la gestión de los servicios educativos.

En relación con esta estrategia, el Ministerio en su Memoria Institucional reporta que:

El ministro de Educación Antonio Peña Mirabal abogó desde su nombramiento por que las familias se empoderen y se integren al proceso educativo de sus hijos, con un seguimiento más exigente en el cumplimiento del deber frente a maestros y directores de planteles. “Los padres deben participar de todo lo que envuelve la educación de sus hijos en los centros educativos, cuestionar cuando observen un pobre rendimiento estudiantil, pero también ante cualquier amenaza de paralización injusta de la docencia. Esa participación de las familias es clave en la consecución de la mejora de la calidad en el proceso enseñanza-aprendizaje”, dijo el ministro[2].

En nota de prensa del 17 de diciembre del Minerd[3]. Se anuncia que el Ministerio de Educación concluyó las jornadas de diálogo con las Asociaciones de Padres, Madres, Tutores y Amigos de la Escuela (Apmae) y juntas descentralizadas en los diferentes ejes del país, realizadas con el propósito de promover las buenas prácticas que ejecutan estas entidades para favorecer la educación dominicana y afianzar la integración de las familias a la escuela.

Esos encuentros se desarrollaron por disposición del ministro de Educación Antonio Peña Mirabal por el importante rol que juega la familia en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los hijos al considerar que la escuela no puede sola.

Los diálogos fueron coordinados a través de las direcciones generales de Gestión y Descentralización Educativa y de Participación Comunitaria del Minerd, y se realizaron en los ejes Sur (San Juan de La Maguana), Norte (Santiago), Nordeste (La Vega), Este (San Pedro de Macorís), y el Metropolitano.

Las buenas prácticas presentadas por las Apmae durante la realización de los cinco diálogos abarcaron áreas tales como: velar por el cumplimiento del calendario escolar, la puntualidad de los estudiantes y maestros, capacitación a los padres, convivencia familiar, vigilar la alimentación, servicio de salud, deporte, limpieza, reparaciones menores, actividades sociales y culturales, preparación de huertos escolares, instalación de sistema de seguridad y programa de ser maestro por un día”.

Fortalecer la articulación y sostenibilidad de los mecanismos de participación social

La última estrategia de la Meta 9 del PEE 2017-2020, la estrategia 09.2.2, está encaminada a fortalecer la articulación y sostenibilidad de los mecanismos de participación social. Las acciones previstas son dos:

 En febrero de 2019 el Ministerio anunció mediante nota de prensa[4] la puesta en funcionamiento del Código de Ética Institucional, el cual regulará todas las acciones del personal docente y administrativo, en busca de consolidar la transparencia basada en principios y valores que garanticen un servicio de calidad. La formulación del Código de Ética del Ministerio de Educación está fundamentada en las normas y principios de control interno impulsados por la Contraloría General de la República y la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental.

El Consejo Económico y Social (CES) se reunió el pasado 30 de abril para pasar balance a los logros del Pacto Educativo, en ocasión de sus cuatro años de firmado. En la reunión se presentó un informe “de seguimiento a los compromisos asumidos en el 2018”[5].

Por su parte, la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad continuó su actividad de monitoreo de la política educativa con la presentación, el 15 de mayo de 2019, de su undécimo informe de seguimiento y monitoreo desde que comenzó a publicar la serie en el año 2013. El nuevo informe recoge los datos y avances del sector educativo no universitario correspondientes al año 2018 y fue presentado en las instalaciones de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santo Domingo[6].



Última actualización: Abril de 2021