21 nov. 2019

ADP cree falta textos se debe a la ausencia de gestión y planificación

El Caribe

La falta de libros de texto desde hace cinco años en los niveles Inicial y Primario en las escuelas públicas es un tema de alta preocupación para dirigentes de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) que al igual que la Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC) han denunciado esta problemática en reiteradas ocasiones.

Xiomara Guante y María Teresa Cabrera coinciden en que el problema tiene sus raíces en la falta de gestión y planificación del Ministerio de Educación. Para la presidenta de la ADP, es inaceptable que cinco años después de la actualización curricular los profesores y estudiantes del sector público no cuenten con los textos adaptados ya que el Ministerio dispone de recursos económicos suficientes para satisfacer esta demanda.

“No podemos hablar de falta de recursos porque ahora hay recursos y cada partida del presupuesto tiene su asignación especial, de manera que cada insumo tiene su asignación y cuando usted analiza la partida presupuestaria de cada año hay una parte que debe especializarse para esos temas, entonces no es posible, no nos explicamos por qué al día de hoy esto no se ha corregido”, dijo Guante al ser consultada por elCaribe.

La dirigente magisterial recordó que en octubre pasado el Observatorio de Políticas Públicas Educativas de la ADP evidenció, no sólo la carencia de textos, sino también otras debilidades del sistema. “Los libros de texto son insumos fundamentales para garantizar una mejor y mayor educación, entonces si no hay libros, obviamente, que falta una pata esencial a todo el proceso educativo”, subrayó Guante, quien considera que el cambio de textos debió darse como máximo al año de la reforma curricular.

Por su parte, la ex presidenta del gremio, María Teresa Cabrera, dijo que la falta de libros es una queja recurrente entre los profesores, los cuales tienen serias dificultades para preparar sus clases y se ven forzados a buscar los materiales didácticos para su práctica docente. En ese sentido, Guante dijo que frente a esa realidad el profesorado ha tenido que ir extrayendo las informaciones de otros textos que conecten con lo planteado en el nuevo currículo, “entonces, eso hace que la tarea docente tenga una complicación adicional, porque tiene que ir preparando los contenidos, hasta tanto se produzca la actualización de los textos que ellos deberían tener a la mano”.

Cabrera entiende que no hay razón para que esas cosas ocurran de manera reiterada porque el Ministerio cuenta con un año completo para preparar el siguiente año escolar.

El estudiantado resulta el más perjudicado

La activista social agrega que esto afecta de manera sensible al estudiantado que carece de los materiales para hacer sus trabajos e investigaciones ya que no siempre tienen la posibilidad de acceder a otros medios. “Yo creo que ya es tiempo de que el Ministerio de Educación supere esa deficiencia, ese es un problema de gestión y de planificación. El currículo ya se actualizó, ha pasado tiempo suficiente para que el Ministerio resuelva esa situación”.

Seguir leyendo

OTRAS NOTICIAS